lunes, 16 de mayo de 2016

Donald Trump, en Silicon Valley: es más fácil ver un unicornio que a un votante suyo


Bloomberg -
manifestantes-trump-california-efe-635x300.jpgManifestantes contra Donald Trump en California. Foto: EFE
En Silicon Valley, donde valiosas startups 'unicornio' (así se les llama a las que alcanzan una valorización de 1.000 millones de dólares antes de salir a bolsa) son el pan de cada día, la criatura más mítica de todas es el partidario de Donald Trump.
Sam Altman, presidente de la aceleradora de startups Y Combinator, dijo que antes apoyaba a los republicanos. ¿Pero a Trump? "No, obviamente no", dijo. "Este parece ser el fin del Partido Republicano y, quizá, el fin de la República". Altman planea votar, esta vez, por la demócrata Hillary Clinton.



Los republicanos comúnmente se mantienen muy callados en los círculos tecnológicos, pero este año "pasaron al siguiente nivel en términos de lo discretos que pueden llegar a ser", dijo Tucker Bounds, fundador de una startup y ex vicedirector de comunicaciones de la fallida campaña presidencial de John McCain en el 2008. Bounds no ha decidido por quién votar y dijo que podrían aparecer otros candidatos.
Chris Sacca, uno de los primeros inversores en Twitter y Uber, dijo que conoce "cero" partidarios de Trump en Silicon Valley. Hunter Walk, otro capitalista de riesgo, dijo, "No, ni siquiera la gente que sospecho (votaría por Trump)". Aaron Levie, máximo responsable ejecutivo de Box., asegura: "No vas a encontrar esa persona en Silicon Valley?.
El Partido Republicano de San Francisco y el Partido Republicano de Santa Clara no nombraron a ningún partidario de Trump en el sector tecnológico tras consultarlos el jueves. Un analista del sector reenvió una extensa cadena de correo electrónico a Bloomberg News con ejecutivos que discutían sobre la victoria de Trump. Incluía a varios republicanos de Silicon Valley, pero ninguno escribió nada en apoyo del candidato.
Algunas políticas de Trump van en contra del sector tecnológico. Los acuerdos de libre comercio y la apertura a la inmigración son populares en Silicon Valley, en tanto la creación de un muro entre México y Estados Unidos es un eje central de la campaña de Trump, que además crítica los acuerdos comerciales firmados por los presidentes Barack Obama y Bill Clinton.
"Todos creemos muy firmemente en la inmigración y en traer a personas extraordinarias muy capacitadas a Estados Unidos y en darles la bienvenida", dijo George Arison, máximo responsable ejecutivo de la startup Shift Technologies, quien emigró desde la República de Georgia a los 14 años. Declinó manifestar a quiénes apoya, agregando que "Google no existiría si no fuera por Sergey Brin (de origen ruso) y Tesla tampoco existiría si no fuera por Elon Musk", proveniente de Sudáfrica.
Andrew Barkett, ex máximo responsable de tecnología del Partido Republicano y que trabajó en Google y Facebook, escribió una extensa publicación en Facebook en la que llamó "delirante" a la gente que apoya a Trump.
"De alguna manera vamos a salvar el país y el partido. No sé cómo, pero no voy a sucumbir a un mundo en el que Donald Trump se transforme en una opción aceptable", dijo.
Hasta ahora, Levie, máximo responsable ejecutivo de Box, dijo que Silicon Valley mantiene la calma respecto a la posibilidad de una presidencia de Trump. "Estamos esperanzados y optimistas de que el país es, a fin de cuentas, racional y que el proceso de primarias no es un reflejo de la visión nacional".