martes, 4 de agosto de 2015

Contra el sufragio femenino

women_vote
Las mujeres son seres humanos, y por lo tanto tienen los mismos derechos naturales que todo ser humano puede tener. Tienen tanto derecho a hacer leyes como lo tienen los hombres; y esto quiere decir que no tienen derecho alguno. Ningún ser humano, ni ningún grupo de seres humanos, tienen derecho a hacer leyes, y obligar a otros seres humanos a obedecerlas. Decir que tienen este derecho es decir que ellos son dueños y amos de aquellos a quienes requieren obediencia.


Defendiendo al especulador



“¡Muerte a los especuladores!” es un grito de todas las hambrunas que haya habido. Lanzado por demagogos que piensan que el especulador mata de hambre al aumentar el precio de la comida, este grito se ve fervientemente apoyado por las masas de ignorantes económicos. Este tipo de pensamiento, o mejor de no pensamiento, ha permitido a los dictadores llegar a imponer la pena de muerte a comerciantes que aumentan sus precios durante las hambrunas. Y esto se hace sin la más mínima protesta por parte de quienes normalmente se preocupan por los derechos y libertades civiles.


Defendiendo al taxista pirata


El negocio del taxi en Estados Unidos normalmente funciona en detrimento de los pobres y los grupos minoritarios de dos maneras: como consumidores y como productores. Como consumidores, su situación se ve claramente por los “chistes de taxistas” étnicos y los problemas que sufren los negros para encontrar un taxi, lo que frecuentemente no pueden hacer.
Las razones no son difíciles de entender. Las tarifas del taxi las establece la ley y son invariables, independientemente del destino del viaje. Sin embargo, algunos destinos son más peligrosos que otros y los taxistas son reacios a dar servicio a estas áreas, que normalmente son los barrios de los pobres y las minorías. Así que, si pueden elegir, los taxistas probablemente elijan clientes basándose en su status económico o color de piel.


Siempre “capitalismo”

,


Previamente, yo, Walter Block, publiqué un artículo sobre el uso de la palabra “capitalismo”. Defendía el empleo de esta nomenclatura en la promoción del libertarismo, criticando la formación del un grupo, liderado por mi viejo y buen amigo, Sheldon Richman, llamado Libertarios contra el Capitalismo. Ahora soy coautor de esta réplica a Sheldon con Jackson, que me escribió una carta que respaldaba mucho mi postura en este debate; he editado esta carta y la he incluido en esta respuesta.


Cómo morirá el Estado


Google compró YouTube en 2006, cuando la histeria por la infracción de derechos de autor se encontraba en su apogeo. Los nuevos propietarios de YouTube inmediatamente se ocuparon en tratar de crear una plataforma consistente con las normas legales para evitar pérdidas de miles de millones de dólares en procesos legales pendientes. Los usuarios de YouTube estaban subiendo una gran cantidad de material protegido por derechos de autor, y Google podía ser judicialmente responsable por ello.


¿Por qué los ricos se inmolan?


En la época dorada de finales del siglo XIX, los americanos ricos caminaban con altura. Ellos se vestían para su papel. Sombreros de copas, bastones, colas, polainas, lo que se te ocurra. Construyeron mansiones gloriosas para ser vistas por todo el mundo. Viajaron con estilo, y públicamente. Se presentaban en revistas populares. Ciertamente, eran idolatrados, estudiados y emulados.
Hoy, los ricos son diferentes. Usan jeans, zapatos deportivos, y suéteres con apariencia andrajosa. Si construyen grandes viviendas, se aseguran de que sean inaccesibles y casi invisibles. Hablan como el pueblo. Afectan la manera de la gente común. Pretenden ser como todos los demás. Si son famosamente ricos, regalan vastas sumas de dinero, a veces para causas discutibles. Hasta piden más impuestos sobre ellos mismos.
¿Qué ha cambiado?


Evolución de la definición austrolibertaria de socialismo

t

Introducción
Décadas han transcurrido desde que Ludwig von Mises publicara su monumental obra Die Gemeinwirtschaft: Untersuchungen über den Sozialismus (Socialismo: un análisis económico y sociológico), en 1922. Tal trabajo analítico hizo que aquella célebre frase del reportero estadounidense Lincoln Steffens “I have seen the future, and it works” quedase a ojos de los más avezados investigadores de la ciencia económica como el inicio de un reto cuesta arriba: tratar de demostrar de qué manera el socialismo, en rigor, podría funcionar.


El mayor problema de Grecia es su cultura anticapitalista

nocuts2
Se considera políticamente incorrecto criticar la cultura en estos tiempos, pero ya sea usando euros o dracmas, dentro o fuera de la Unión Europea, Grecia tiene que poner en orden de alguna manera su disfunción cultural. No hablo de sus costumbres, tradiciones, arquitectura o música y definitivamente no estoy hablando acerca de su comida. Estoy hablando de su anticapitalismo cultural. Las negociaciones, tratos, contraofertas, referéndums, manifestaciones y todo lo que hay entre medias significan muy poco si lo griegos, en general, no abandonan su espíritu estatista y redescubren el excepcionalismo capitalista griego.


El uso del conocimiento en la sociedad (Friedrich Hayek)

El uso del conocimiento en la sociedad (Friedrich Hayek)

Conocimiento
 ¿Qué problema pretendemos resolver cuando tratamos de establecer un orden económico racional? Desde la perspectiva de los supuestos habituales, la respuesta parece obvia; pues si se posee la información relevante, si se parte de un sistema establecido respecto a las prioridades y si se detenta el conocimiento absoluto de los medios disponibles, el problema en cuestión no excede los parámetros de la lógica. Esto es, la respuesta a la cuestión sobre cuál ha de ser el mejor uso de los medios disponibles se halla implícita en nuestros supuestos. Las condiciones que debe cumplir la solución a este problema de optimización han sido plenamente establecidas y pueden ser formuladas de la manera más satisfactoria matemáticamente. Expuestas de la forma más breve posible: las tasas marginales de sustitución entre cualesquiera dos mercancías o factores han de ser las mismas para todo uso que se haga de ellas.


Seguridad y autogobierno, Ron Paul

Seguridad y autogobierno, Ron Paul

Seguridad y libertad
Artículo escrito por Ron Paul
Los asesinatos sin sentido y terribles de la semana pasada en una sala de cine en Colorado recordó a los estadounidenses que la vida es frágil y hermosa, y no debemos tomar a la familia, amigos y seres queridos como algo para siempre. Nuestras oraciones están con las víctimas y las familias de los fallecidos. Como nación, debemos utilizar este terrible suceso para reunirnos con la determinación de crear una sociedad con unos valores de vida mejor.


El Keynesianismo generó una década perdida para los Estados Unidos

El Keynesianismo generó una década perdida para los Estados Unidos

Artículo de Ron Paul.
La semana pasada, los estadounidenses celebraron el final de lo que la mayoría de personas estaban de acuerdo en que fue la década del olvido. El columnista del The New York Times y prominente economista keynesiano Paul Krugman lo llamó en una reciente columna como la década del Gran Cero. Él escribió que “en las medidas de progreso o éxito económico, habían muchas naderías”, lo cual es cierto. Sin embargo, Krugman sigue aturdido al culpar al libre mercado y a la supuesta falta de regulación por el caos económico de EE.UU.


“La ética de la libertad” de Murray Rothbard Por Josep Purroy


Murray Rothbard és, sense cap mena de dubte, l’autor més destacat del moviment llibertari que ell mateix va anomenar anarcocapitalisme i que, fins a dia d’avui, té multitud de seguidors arreu del món. No és fins al llibre “The Ethics of Liberty” en que recopila totes les seves idees que va anar publicant anys anteriors i les uneix per donar forma a aquesta magistral obra.
Amb una lògica implacable i un estil concís i directe, l’autor divideix el llibre en cinc parts ben diferenciades.


La lógica Hoppeniana de la Propiedad Privada

La lógica Hoppeniana de la Propiedad Privada


Murray Rothbard, siguiendo la tradición lockeana, era iusnaturalista. Creía en unos Derechos Naturales propios del hombre, es decir, de la naturaleza humana. Entre estos derechos descansa la propiedad privada. Si nos fijamos en nuestra naturaleza (mediante la razón) nos daremos cuenta que el ser humano necesita propiedad privada para actuar. Nuestro propio cuerpo es la primera propiedad que poseemos al nacer (autoposesión). Luego, todos los bienes externos a nuestro cuerpo también son susceptibles de tener propietario. Esta apropiación externa de bienes tangibles se realiza mediante la famosa “apropiación originaria”. Esto significa que el primero que mezcla su trabajo en una propiedad virgen (sin previo dueño), se apropia de dicho bien; como legítimo primer “usuario”.


Orden social, apropiación originaria y propiedad privada (Hoppe)

Orden social, apropiación originaria y propiedad privada (Hoppe)

Libertad o Socialismo
Texto extraído del libro Libertad o Socialismo del profesor Hans-Hermann Hoppe.
Robinson Crusoe, solo en su isla, puede hacer lo que le plazca. Para él, la cuestión concerniente a las reglas de la conducta humana ordenada – cooperación social – sencillamente no surge.
Naturalmente, esta cuestión sólo puede surgir cuando una segunda persona, Viernes, llega a la isla. Incluso entonces, la cuestión sigue siendo largamente irrelevante hasta tanto no haya escasez. Supongamos que la isla es el Jardín del Edén. Todos los bienes materiales están al alcance con sobreabundancia. Son “bienes gratuitos,” como el aire que respiramos que, por lo general, es un bien “gratuito”. Sea lo que fuere que Crusoe haga con esos bienes, sus acciones no tienen repercusión con respecto a su propia provisión de esos bienes, ni con respecto a la provisión actual o futura de los mismos bienes de Viernes (y viceversa). Por lo tanto, es imposible que pudiese haber un conflicto entre Crusoe y Viernes en lo concerniente al uso de esos recursos. El conflicto se hace posible sólo si los bienes son escasos, y sólo entonces puede surgir un problema de formulación de reglas que hacen posible a una cooperación social ordenada – libre de conflicto.


Ese fraude llamado “Estado”, Hans-Hermann Hoppe


Ese fraude llamado “Estado”, Hans-Hermann Hoppe


Estado como fraude
Artículo de Hans-Hermann Hoppe.
Murray Rothbard una vez describió al Estado como una banda de ladrones en grande. Y si se mira de cerca, verás que hay un esfuerzo propagandístico enorme hecho por el Estado y los que están a su sueldo -o los que les gustaría estar a su sueldo- para convencernos de que es perfectamente legítimo que una organización esencialmente parasitaria viva a costa nuestra manteniendo un alto nivel de vida, que nos mate (con su policía poco preparada), que nos robe con sus impuestos, que nos obligue a hacer el servicio militar y que controle totalmente nuestra forma de vida.
La motivación fundamental de los que defienden el Estado es saber que, una vez en la máquina pública, ellos tendrán acceso a abultados salarios, puestos de trabajo estables y una pensión integral y completa. Los que están fuera del servicio público abogan por el Estado por saber que éste les dará ventajas en cualquier negociación sindical. Además de estas personas, también hay empresarios que defienden al Estado. Estos están pensando en los subsidios y garantías gubernamentales, jugosos contratos para obras públicas y en el uso general del gobierno para alimentar a sus amigos y debilitar a sus competidores. El Estado, para ellos, es una garantía de riqueza.