martes, 28 de julio de 2015

¿Por qué los ricos se inmolan?


En la época dorada de finales del siglo XIX, los americanos ricos caminaban con altura. Ellos se vestían para su papel. Sombreros de copas, bastones, colas, polainas, lo que se te ocurra. Construyeron mansiones gloriosas para ser vistas por todo el mundo. Viajaron con estilo, y públicamente. Se presentaban en revistas populares. Ciertamente, eran idolatrados, estudiados y emulados.
Hoy, los ricos son diferentes. Usan jeans, zapatos deportivos, y suéteres con apariencia andrajosa. Si construyen grandes viviendas, se aseguran de que sean inaccesibles y casi invisibles. Hablan como el pueblo. Afectan la manera de la gente común. Pretenden ser como todos los demás. Si son famosamente ricos, regalan vastas sumas de dinero, a veces para causas discutibles. Hasta piden más impuestos sobre ellos mismos.
¿Qué ha cambiado?


En defensa de la propiedad privada: Mises y Aristóteles


Acabo de releer dos textos fundamentales: la Política de Aristóteles y el Socialismo de Ludwig von Mises. Aunque escritos con casi dos milenios y medio de diferencia, resulta increíble lo mucho que se parecen estos dos tratados.
Ambos abordan la defensa de la propiedad y de las formas realistas de orden político frente a toda clase de soñadores, fanáticos y aspirantes a dictadores. Una contribución esencial en ambos libros consiste en la defensa de la institución de la propiedad privada frente a sus enemigos, que, como Aristóteles y Mises sabían, acabarían con todo lo que hay de maravilloso en la vida.


La futilidad de nuestro experimento monetario global

trap2

Jeff Deist: La Fed anunciaba recientemente, la semana pasada, que no daría fechas concretas para señalar tipos más altos de sus fondos este año y casi tenías la sensación de que la pobre Janet Yellen está al final de este experimento de Greenspan-Bernanke y no le queda mucho por hacer. Quiero decir, ¿cuál es tu impresión sobre Yellen y su situación?
David Stockman: Sí, estoy de acuerdo con eso. Creo que en cierto modo están petrificados con respecto a dónde acabarán o deberían acabar. Después de todo, estamos en un experimento de proporciones monumentales.


Qué está impulsando la economía en auge de Bolivia


bolivia2
Para sorpresa de muchos, Bolivia es ahora mismo la economía con crecimiento más rápido en Latinoamérica. Con una tasa de crecimiento del 5%, supera ahora a competidores regionales una vez dominantes, pero ahora estancados, como Brasil y Perú. Además, Bolivia muestra unos fundamentos macroeconómicos muy impresionantes: su nivel de reservas internacionales es el más alto en toda Latinoamérica, ha recortado su deuda pública y su tasa de inflación se mantiene en un respetable 5%. Esto acompaña a un aumento del 307% en la renta media y una reducción del 25% en la tasa de pobreza desde 2001.


Los orígenes en el New Deal de Fannie Mae y el complejo de viviendas públicas


Fannie Mae es una progenie clásica del capitalista corporativo del New Deal que nació en 1938, bastante inocentemente, como otro programa propio de éste para estimular el mercado de la vivienda debilitado por la depresión. Creció convirtiéndose en algo bastante distinto: un monstruo que deformó y corrompió profundamente todo el sistema financiero de la nación setenta años después.
El objetivo político de Fannie Mae era “obligar al agua a subir la ladera” en el mercado de las hipotecas residenciales, de forma que las hipotecas de vivienda de 30 años a tipos bajos estuvieran disponibles para familias de asalariados con medios modestos. Esas hipotecas no existían entonces por una buena razón: no eran económicas. Ningún bajo o caja local prudente asumiría el riesgo suscrito.


El estancamiento económico y la burbuja global

balloons2
  Cabría pensar que con todo el “estímulo” de Washington durante los quince años desde la crisis de las punto com, el capitalismo estadounidense estaría en auge. No lo está. Sobre la medida que cuentan en lo que se refiere al crecimiento sostenible y la creación de riqueza real, las tendencias se deslizan hacia atrás, no están saltando más alto.
Después de ver los datos de nuevos empleos en abril, encontramos que el número de trabajos de sostén familiar en la economía de EEUU sigue estando dos millones por debajo de donde estaba cuando Bill Clinton tenía sus manos ocupadas en asuntos en el Despacho Oval. Desde entonces hemos tenido dos presidentes alardeando de cuántos millones de empleos han creado y tres presidentes de la Fed saludando al público por guiar hábilmente a la economía de EEUU hacia el nirvana del “pleno empleo”.


Un libertarismo realista

 
“El libertarismo es lógicamente consistente con casi cualquier actitud hacia la cultura, sociedad, religión, o principio moral. En lógica estricta, doctrinas políticas libertarias pueden ser cortadas de todas las otras consideraciones; lógicamente uno puede ser – y ciertamente la mayoría de los libertarios en realidad son: hedonistas, libertinos, inmoralistas, enemigos militantes de las religiones en general y en el cristianismo particularmente – y aún ser consistentes adherentes de las políticas libertarias. De hecho, con lógica estricta, uno puede ser un devoto consistente de los derechos de propiedad políticamente y ser un vividor, un estafador, un delincuente de poca monta y mafioso en la práctica, como muchos libertarios resultan ser. Con lógica estricta, uno puede hacer estas cosas, pero psicológicamente, sociológicamente, y en práctica, simplemente no funciona de esa manera”. (Mi énfasis, HHH)
Murray Rothbard, “Big-Government Libertarians,” en: L. Rockwell, ed., El Rothbard irreprimible, Auburn, Al: Istituto Ludwig von Mises, 2000, p. 101
Déjeme empezar con unos pequeños comentarios acerca del libertarismo como teoría puramente deductiva.
Si no hubiese escasez en el mundo, los conflictos humanos serían imposibles. Los conflictos interpersonales son siempre y en todas partes conflictos concernientes a cosas escasas. Yo quiero hacer X con una cosa dada y tú quieres hacer Y con la misma cosa.
Debido a tales conflictos – y porque somos capaces de comunicarnos y argumentar entre nosotros – nosotros buscamos normas de conductas con el propósito de evadir estos conflictos. El propósito de las normas es la evasión de conflictos. Si no quisiésemos evadir conflictos, la búsqueda de normas de conductas sería un sinsentido. Simplemente pelearíamos y lucharíamos.


La Criminalidad del Estado

Por Albert J Nock


[Este ensayo apareció por primera vez en El Mercurio Americano en marzo de 1939.]
Tal como que puedo observar, la actitud general de los estadounidenses, que estan en alguna forma interesados en los asuntos exteriores, es una de asombro, apareada con disgusto, desagrado, u horror, de acuerdo con la capacidad individual para observar la excitación emocional. Quizás debo poner un poco a la sombra esta declaración con el fin de mantenerme en el lado seguro, y decir que esta es la actitud más generalmente expresada.


Por qué se debe despenalizar el racismo

por:

Con este post espero poder demostrar de manera lógica y racional que las leyes que convierten al racismo en un delito en realidad son contraproducentes y que lejos de ser una solución no hacen más que agravar la situación.
Se entiende por racismo a: “una forma de discriminación de las personas recurriendo a motivos raciales, tono de piel u otras características físicas de las personas, de tal modo que unas se consideran superiores a otras.” Si bien la xenofobia estuvo presente en toda la historia de la humanidad el concepto de “racismo” es relativamente nuevo en comparación. Se puede ubicar su origen en el siglo XIV con las llamadas “doctrinas de limpieza de sangre” en España. Esta doctrina muy común en la España y Portugal de la Edad Media que daba mayor valor al descendiente del “cristiano viejo”. 

Hay que fulminar el terrorismo estatal

 por:

La libertad de expresión, asociación y reunión continuaron estando gravemente restringidas, y las autoridades se mostraron poco tolerantes con la disidencia. Se castigaba a quienes criticaban el historial del gobierno en materia de derechos humanos”, decía la introducción del informe de Amnistía Internacional del 2010 sobre Libia. En el reporte se hacía mención a la persecución sistematizada orquestada por el gobierno de Muamar el Gadafi hacia la oposición y las minorías del país.