miércoles, 8 de julio de 2015

El peso mexicano sufre por las apuestas sobre las tasas de EE.UU.

Reuters
La divisa mexicana cayó el lunes a un récord histórico frente al dólar, lo que ilustra el lado negativo de las populares operaciones con monedas de mercados emergentes en un momento de ansiedad por la posible alza de las tasas de interés en Estados Unidos.
Promovido durante años por estrategas de Wall Street y el inversionista de renta fija Bill Gross, el peso no ha cumplido su promesa, a pesar de que México se beneficia del fortalecimiento de la economía estadounidense.
La razón: el peso es relativamente fácil de intercambiar. Esta facilidad, que ha atraído a los inversionistas hacia esta moneda en el pasado, es ahora un arma de doble filo porque los gestores de dinero buscan distintas maneras de apostar contra otras monedas de mercados emergentes, como el rublo ruso.


Temores sobre China y Grecia golpean los commodities

Mineral de hierro transportado en el puerto de Qingdao China. Agence France-Presse/Getty Images
SÍDNEY—China está una vez más en el centro de la trama de las materias primas, pero esta vez no es de manera positiva.
El derrumbe del mercado bursátil chino y los temores sobre la crisis económica griega han contribuido a una caída de los commodities a mínimos de varios años, lo que ahogó una incipiente recuperación de los precios de bienes básicos desde el petróleo al mineral de hierro. El declive también ha arrastrado las acciones de empresas de recursos naturales y las divisas de países productores.


Preocupan a la Fed las turbulencias globales

La presidenta de la Fed, Janet Yellen, el mes pasado. Yin Bogu/Zuma Press
WASHINGTON— Las turbulencias mundiales y los puntos débiles de la economía estadounidense pesaron sobre los miembros del Comité Federal del Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos cuando se reunieron en junio, preocupaciones que podrían llevarlos a esperar algo más a la hora de subir las tasas de interés en los próximos meses. 


Así rompió Soros a la libra; ¿podrán los inversionistas romper al euro?

 George Soros. (Foto: Reuters.)
El legendario inversionista logró algo inaudito en los noventa: hacer más de 1,000 mdd en un mes. ¿Qué nos dice su estrategia de la crisis europea actual?


Por Steve Schaefer

Los ciudadano griegos votaron en contra de nuevas medidas de austeridad exigidas por la troika que financia su paquete de rescate, generando aún más dudas sobre el futuro del país como miembro de la zona euro y sembrando la desconfianza en los mercados de bonos y de divisas.
El euro se ha desplomado de 1.20 a 1.09 dólares este año (ver gráfico). El temido desenlace de la moneda –que, sin duda, requeriría mucho más que la salida de Grecia– trae a la memoria otro fiasco monetario, uno ocurrido la década de 1990, cuando George Soros y un grupo de inversionistas que incluía a sus compañeros de fondos de riesgo Paul Tudor Jones y Bruce Kovner, apostaron en contra de la capacidad del banco central para mantener a flote su moneda.
Forbes analizó ese fenómeno en su edición del 9 de noviembre de 1992, revelando cómo Soros ganó 1,500 millones de dólares (mdd) en sólo un mes apostando a que la libra esterlina y otras monedas europeas estaban demasiado sobrevaluadas en comparación con el marco alemán.


China frena la venta de acciones para detener la caída del mercado

KIMIMASA MAYAMA EFE

Las autoridades chinas tomaron medidas drásticas el miércoles para intentar ayudar a unas acciones en caída libre, prohibiendo a los accionistas con grandes participaciones en empresas cotizadas vender acciones, y usando dinero del banco central para apuntalar el mercado.
Ambos movimientos se produjeron mientras los inversores se apresuraban a vender lo que aún podían tras una nueva oleada de suspensiones de cotización que ha detenido la actividad en la mitad del mercado.


China puede tener consecuencias más peligrosas que Grecia

POR Ruchir Sharma / WSJ

El rally de las bolsas chinas fomentado por el Estado se ha acabado, y las consecuencias pueden ser peligrosas.
El primer signo importante de que las cosas no iban de acuerdo con el guión llegó el 15 de junio. Se esperaban grandes subidas porque era el cumpleaños del presidente Xi Jinping, pero la bolsa de Shanghái bajó más de un 2%. Desde entonces ha bajado un 25% más y algunos temen que la caída pueda acentuarse.