jueves, 8 de septiembre de 2016

Los políticos son constructores de muros

Alejandro Tagliavini considera que tanto los muros que se empezaron a construir durante la administración de Bush así como la ley del estado de Arizona, lograrán detener el flujo de inmigrantes.
Desde la Gran Muralla China pasando por el muro de Berlín, el mundo ha sido saturado de barreras para impedir la llegada de "invasores", terroristas, narcotraficantes o inmigrantes. Barreras aduaneras, para "proteger la industria nacional", visados y pasaportes sin los cuales no se puede entrar ni salir de ningún país.
Son todas construcciones de los políticos que impiden la integración y la entremezcla natural de los pueblos, desarticulando la paz. No podía ser de otra manera, ya que lo hacen utilizando su "autoridad", es decir, el monopolio de la violencia que se atribuyen los Estados. Y la violencia, ya lo sabemos, siempre destruye.


En defensa de los inmigrantes

Alberto Benegas Lynch (h) considera "espectáculo bochornoso el muro de mil quinientos kilómetros en la frontera estadounidense con México (que, por otro lado, los inmigrantes también se desplazan por la frontera con Canadá y por los aeropuertos) y las restricciones impuestas en Europa y otras latitudes".
Alberto Benegas Lynch (h) es académico asociado del Cato Institute y Presidente de la Sección Ciencias Económicas de la Academia Nacional de Ciencias de Argentina.

Se anuncia un próximo pronunciamiento de la Suprema Corte de Justicia de EE.UU. con motivo de la ley de Arizona SD 1070 en la que una persona pude ser requisada y eventualmente detenida si la policía y equivalentes encuentra “sospecha razonable” (sic) que su status migratorio no cuenta con los permisos que exigen las normas vigentes. El derrotado Sarkozy declaró muy suelto de cuerpo en su campaña electoral que “en Francia hay demasiados extranjeros”, en Austria avanza la histeria contra foráneos y Chávez insiste con su antisemitismo (mi querido amigo Carlos Alberto Montaner vaticina que el gobierno chavista no será estudiado en clases de ciencia política sino de criminología). Estas son solo algunas muestras, pero a raíz de estas andanadas de odio, vamos a analizar el tema de un modo más general y aplicable a todos los países y circunstancias.


Humanizando el debate migratorio

Cristina López G. considera que aunque el presidente Barack Obama alivió la situación legal de millones de inmigrantes a través de un decreto ejecutivo, "por ser decreto sus efectos son deprimentemente temporales —podrían ser revertidos por el sucesor de Obama u obstaculizados a través de controles presupuestarios por el órgano legislativo bajo el control republicano".
Cristina López G. es abogado salvadoreña con maestría en políticas públicas de Georgetown University.
Esta semana el presidente Barack Obama a través de un decreto ejecutivo alivió la situación legal de millones de inmigrantes indocumentados. El alivio era necesario pero la forma no es la mejor: por ser decreto sus efectos son deprimentemente temporales —podrían ser revertidos por el sucesor de Obama u obstaculizados a través de controles presupuestarios por el órgano legislativo bajo el control republicano.


EE.UU.: El Estado de Bienestar no debería obstaculizar la reforma migratoria

Alex Nowrasteh indica que "en 2009 los inmigrantes pagaron $13.800 millones a Medicare Parte A por encima de los beneficios que recibieron. Los no-ciudadanos fueron responsables de $10.100 millones de ese superávit de $13.800 millones. En cambio, los estadounidenses nacidos en territorio estadounidense sacaron del sistema $30.900 por encima de lo que contribuyeron".
Alex Nowrasteh es analista de políticas de inmigración del Centro para la Libertad y la Prosperidad Global del Cato Institute.

Hay un argumento popular: Muchos inmigrantes son pobres, y algunas personas pobres abusan de las prestaciones sociales. Por lo tanto, no deberíamos permitir que ingresen más inmigrantes legales, algunos de los cuales podrían abusar de y eventualmente quebrar al sistema estatal de bienestar.
Espere que ese continúe siendo el argumento principal de los escépticos de la inmigración conforme el debate de ese asunto crítico avanza. Pero una creciente cantidad de datos refuta esa noción y de hecho sugiere que lo opuesto es cierto: sin la inmigración, el Estado de Bienestar de EE.UU. se iría a la bancarrota más rápido.


Las matemáticas y la economía

Alberto Benegas Lynch (h) indica que si bien las matemáticas son sumamente útiles para muchos campos de investigación y en la vida diaria, estas pueden conducir a grandes confusiones en el campo de la economía.
Alberto Benegas Lynch (h) es académico asociado del Cato Institute y Presidente de la Sección Ciencias Económicas de la Academia Nacional de Ciencias de Argentina.
No parece necesario insistir en la enorme utilidad de las matemáticas pero en esta nota intentamos destacar los problemas al aplicarlas a campos que estimamos no corresponden. En realidad esto ocurre con todos los instrumentos, aun siendo muy fértiles en algunos territorios no lo son en otros. Para poner un ejemplo un tanto trivial, sabemos que la tenaza es una herramienta necesaria para algunas faenas pero no es recomendable para extraer una muela y así sucesivamente.
Pienso que un buen resumen de lo que consideraremos brevemente aquí puede ilustrarse con lo que escribe Wilhelm Röpke (en A Human Economy. The Social Framework of the Free Society):


Política sin rumbo

Javier Fernández-Lasquetty considera que más preocupante que la ausencia de un gobierno en España es la ausencia de un debate de ideas que confronte distintas concepciones sobre el individuo.
Javier Fernández-Lasquetty es vicerrector de la Universidad Francisco Marroquín.
Terminó ya el enésimo episodio de la investidura que nunca llega. Diez meses después de que concluyera la legislatura presidida por Mariano Rajoy, España sigue teniendo un gobierno interino, a pesar de haber tenido ya dos elecciones generales. Hay quien piensa que mejor se está así, sin gobierno. Y ello sería cierto si no fuera porque el aparato de gasto público es constante, es automático, y es descomunal. Lo que España necesita no es la ausencia de gobierno, sino un gobierno con ideas y con coraje, capaz de emprender las reformas profundas que reduzcan el gasto público y que devuelvan a la gente su dinero y su responsabilidad.


El Brexit no es una catástrofe

Pedro Schwartz estima que el Brexit no es una catástrofe para el Reino Unido y esboza las oportunidades que presenta tanto para este país como para la Unión Europea.
Pedro Schwartz es Presidente del Tribunal de Defensa de la Competencia de Madrid y Profesor de Economía de la Universidad San Pablo CEU.
España ha tomado la separación del Reino Unido y la Unión Europea con gran dramatismo. Las opiniones reflejadas en diversas encuestas y expresadas en tertulias de radio coinciden en pronosticar que el Brexit hará gran daño a la economía británica, que reducirá radicalmente la importancia de ese país en la política mundial y que también afectará el bienestar económico y peso político de la Unión. Incluso se han oído voces llamando a «castigar» al Reino Unido por el daño económico y el desprecio político hecho al proyecto europeo, animando a los españoles a boicotear los productos británicos y a evitar las visitas a la pérfida Albión.


En contra del progreso

Matías Luraschi indica que oponerse a innovaciones tecnológicas como Uber socava la competencia y el bienestar del consumidor promedio.
Matías Luraschi es miembro del Centro de Estudios LibRe (Argentina). 
Hace un par de semanas el gobierno uruguayo declaró la legalidad del servicio privado de transporte de pasajeros llamado Uber. Luego de una contienda legal de enormes proporciones, este novedoso servicio que genera tanto adeptos como detractores finalmente comenzará a competir con los tradicionales taxis de nuestro país vecino. Pero, ¿qué es Uber? ¿Cómo funciona? ¿Por qué se oponen tanto los taxistas a su implementación?


No podemos vivir siempre con tiempo prestado y dinero prestado

 
[Del número de julio-agosto de The Austrian]
El problema de los candidatos presidenciales no es tanto lo que dicen y creen, sino más bien lo que no dicen ni creen. Detrás de la mentira, el encubrimiento y el engaño hay una suspensión palpable de la incredulidad. Nuestros supuestos gobernantes políticos sencillamente ignoran (o no entienden) la gravedad nuestra situación económica.
Nos preocupan los terribles tiroteos, las guerras sobre los baños y las pequeñas intrigas de las campañas políticas. Debatimos sobre trivialidades. Pero lo importante, la gradual de aplastante realidad sobre la que funcionan los gobiernos occidentales, no atrae nuestra atención.


El Banco de Inglaterra recurre a más dinero barato

Image result for Banco de Inglaterra 
Este mismo mes, el Banco de Inglaterra alteró el tipo bancario de interés por primera vez desde 2009, bajándolo del 0,5% al 0,25%, con un recorte adicional al 0,1% esperado durante este año y un programa acompañamiento de 70.000 millones de libras de una nueva flexibilización cuantitativa.
Este cambio radical, aunque predecible, en la política monetaria británica (más detallado en un reciente artículo de Mises Wire) ya ha tenido un impacto importante a corto plazo, con la libra esterlina cayendo un 1,5% frente al dólar dentro de la primera media hora después del anuncio del gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. Sin embargo, en los días posteriores ha habido rumores ominosos en ciertos rincones de la economía británica, que anuncian posibles consecuencias mucho más graves a largo plazo de la decisión.


No todas las políticas malas son socialistas


Beware, Pickpockets
No todas las críticas de los mercados o los derechos de propiedad son socialistas. Esto podría ser evidente, pero a menudo se pierde en las redes sociales en las incesantes peleas a gritos que rodean la política económica. En círculos de libre mercado, prácticamente cualquier intervención pública se rechaza en estos días por ser “socialista”, con el resultado predecible de que el término haya perdido mucho de su significado.


La rotunda hipocresía de Tim Cook y Apple


Apple Inc., la empresa de EEUU matriz de docenas de entidades legales extranjeras, ha sido objeto de una sanción fiscal de 14.600 millones de dólares por parte de una comisión de la Unión Europea. Lo esencial de la sanción de la comisión es una supuesta violación de las leyes antitrust, en lugar de una disputa fiscal en sí: se acusa a Apple de negociar un acuerdo conveniente con Irlanda, a cambio de crear allí miles de nuevos empleos. Bajo este acuerdo, Apple supuestamente desvió millones de beneficios internacionales a sus oficinas irlandesas, donde dichos beneficios se gravaban a un tipo muy bajo. Así que otras naciones de la UE en las que operaba o vendía Apple sufrieron pérdidas fiscales, debido a la injusta ventaja competitiva de Irlanda (es decir, a sus tipos fiscales menores). O, como podría decir un burócrata, Apple recibía beneficios fiscales ilegales en Irlanda.


Cómo los bancos centrales están sangrando a la clase media

,


Los estados occidentales del bienestar conocen muchas maneras de librarse de su enorme deuda soberana, con un gran coste para sus ciudadanos. Una vez se hace insoportable la carga de la deuda, el gobierno sencillamente reforma la moneda. Entonces la deuda pública se “ajusta” a la riqueza privada de los ciudadanos. En ese momento los ciudadanos advierten que su deuda pública soberano es su propia deuda.
Pero el gobierno no siempre necesita el uso de estos tortuosos dispositivos. Son posibles vías más sutiles, como la represión financiera.


Intervencionismo: La guerra del gobierno contra los consumidores

 
[Extraído de Economic Policy: Thoughts for Today and Tomorrow]
¿Qué es el intervencionismo? Intervencionismo significa que el gobierno no restringe su actividad a la conservación del orden o (como solía decir la gente hace cien años) a “la producción de seguridad”. Intervencionismo significa que el gobierno quiere hacer más. Quiere interferir en los fenómenos del mercado.
Si alguien protesta y dice que el gobierno no debería interferir con los negocios, la gente contesta muy a menudo: “Pero el gobierno interfiere necesariamente siempre. Si hay policías en la calle, el gobierno interfiere. Interfiere con un ladrón robando una tienda o impide que ningún hombre robe un coche”. Pero cuando se trata el intervencionismo y se define qué se quiere decir con intervencionismo, estamos hablando de interferencia del gobierno en el mercado. (El que se espere que el gobierno y la policía protejan a los ciudadanos, lo que incluye a los empresarios y, por supuesto, a sus empleados, contra ataques de bandoleros nacionales o extranjeros, es en realidad una expectativa normal y necesaria para cualquier gobierno. Esa protección no es una intervención, pues la única función legítima del gobierno es precisamente producir seguridad).


Privaticemos: Los gobiernos han fracasado en la conservación de las especies en peligro de extinción

La protección de las especies en peligro de extinción es un área en la que la mayoría de los economistas afirman que hay un fallo del mercado. Debido a esto, la mayoría de la gente cree que esta tarea solo puede llevarse a cabo a través de acciones del gobierno. En todo el mundo, los gobiernos han intentado diversos métodos para hacerlo. Entre los método más populares está la creación de parques nacionales o las reservas de animales y, a través de la ley, la protección de los animales frente a su caza o control. En 1966, Estados Unidos aprobó la Ley de Conservación de Especies en Peligro de Extinción, que incluía 78 especies diferentes que había que proteger. Desde entonces, solo dos de esas 78 especies originales se han recuperado y tres se han extinguido.


La realidad económica importa más que las “expectativas”

 
Para tener una idea de las condiciones económicas futuras, muchos economistas siguen diversas encuestas de consumidores y empresas. La justificación para llevar a cabo encuestas es que el conocimiento con respecto a las condiciones económicas futuras es disperso, así que son muy bajas las posibilidades de que una persona concreta tenga una visión apropiada de la economía.
Por tanto. un gran grupo de personas seleccionadas al azar probablemente genere la imagen más apropiada posible. O eso se cree.
En estas encuestas, se pide a consumidores y empresarios seleccionados al azar quieren sus opiniones acerca de hacia dónde se encamina la economía.
Si una encuesta muestra que la mayoría es optimista, se supone que son buenas noticias para la economía.
Por el contrario, si la mayoría de los encuestados son pesimistas, se considera un mal augurio para el futuro.


Cómo los estados de EEUU pueden abrir camino para un mayor uso de una moneda fuerte


Al reconocer que el alejamiento del oro y la plata como respaldo de nuestra moneda ha llevado a una deuda aplastante y una gran inestabilidad financiera, unos pocos parlamentos estatales preocupados por la libertad han empezado a considerar cómo defenderse a sí mismos y a sus ciudadanos. En particular, Utah ha abierto una vía para una aceptación general del oro y la plata, declarando que todas las monedas de oro y plata emitidas por el gobierno de EEUU son de curso legal en el estado… y que están libres de cualquier impuesto.
Aunque leyes como las de Utah sean solo un pequeño paso en la dirección correcta, sirven para un propósito importante, porque animan a un mayor uso del oro y la plata como medios circulantes de intercambio. Y esas medidas inician una discusión pública acerca de papel útil que el oro y la plata pueden desempeñar a la hora de proteger el poder adquisitivo y defendernos frente a los abusos de los políticos de Washington y los banqueros de Wall Street.


Lo siento, Krugman: La austeridad es buena para la economía


 
Paul Krugman fue de nuevo contra Alemania el 26 de agosto en su columna del New York Times, “Germany’s Drag”. Después de que el gobierno alemán publicara un superávit fiscal del 1,2% del PIB para la primera mitad de 2016 (muy por encima de la previsión del FMI del 0,3%), parece que Krugman no ha podido aguantar más. Afirmaba que “lo que estamos viendo en los círculos de la élite es una apreciación muy tardía pero todavía bienvenida de que la política monetaria necesita la ayuda de una expansión fiscal”. Sin embargo, hay dos malvados opositores a un mayor gasto público: El Partido Republicano en EEUU, liderado por Paul Ryan (el “conservador de la línea dura, amante de Ayn Rand y que odia los impuestos progresivos”) y Alemania.
 

Dilma y sus pesares

Por Hana Fischer

Panam Post
 Image result for dilma rousseff cartoon
Esta columna podría haber sido titulada “Crónica de una destitución anunciada”, dado el gran paralelismo que hay entre la obra de Gabriel García Márquez llamada “Crónica de una muerte anunciada” y lo que ha estado sucediendo en Brasil: la misma tensión dramática, lo absurdo de la situación y la gravedad de lo ocurrido. Todo ello constituye una prueba de que “lo real maravilloso”, que dio lugar a tantas narraciones literarias fascinantes, es la condena de América Latina.
En efecto, finalmente se produjo lo que ya se intuía desde el 12 de mayo pasado, cuando Dilma Rousseff fue suspendida de la presidencia de Brasil. El Senado votó por amplia mayoría –61 contra 20- su destitución.