lunes, 13 de junio de 2016

EE.UU. derrochó miles de millones en guerra contra las drogas

Los mecanismos utilizados por el Gobierno de Estados Unidos en el Plan Colombia no solo fueron ineficientes, sino que pudieron haber sido más económicos

(Iflscience)
Existen herramientas mucho más eficientes en la guerra contra las drogas que las que utilizó el Gobierno de Estados Unidos. (Iflscience)
Los contribuyentes en Estados Unidos que pagaron sus impuestos e invirtieron US$ 4 mil 300 millones en la guerra contra las drogas en Colombia entre 2000 y 2008 fueron estafados, de acuerdo con economistas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) y la Universidad de los Andes.
En el informe que será publicado en junio, los analistas Daniel Mejía y Pascual Restrepo analizaron el costo de los contribuyentes norteamericanos al financiamiento que hizo Estados Unidos a los esfuerzos anti-cocaína en Colombia.



A través de un sofisticado modelo económico para analizar los beneficios y los costos de los esfuerzos que se llevaron a cabo bajo el Plan Colombia, Mejía y Restrepo se encontraron con que entre 2000 y 2008, al Gobierno de Estados Unidos le costó US$ 940 mil eliminar un solo gramo de cocaína en el mercado doméstico de Colombia a través del uso de herbicidas.
En contraste, otras formas permitían reducir el gasto hasta US$ 175 mil por gramo eliminado.
Según Mejía y Restrepo, los mecanismos que utilizó el Gobierno de Estados Unidos fueron mucho más costosos que otros que existen para reducir el consumo de cocaína.
De hecho, los analistas indican que existen herramientas (programas de prevención y tratamiento a los consumidores, por ejemplo), que permiten reducir los costos hasta $12 mil al año.
“Nuestro análisis sugiere que intervenciones como las del Plan Colombia son ineficientes y muy costosas”, concluyeron Mejía y Restrepo.
De igual forma, el informe indica que la inversión de Estados Unidos no fue compartida con Colombia.
Además, los mecanismos con los que se llevó a cabo la guerra contra las drogas causaron una serie de daños colaterales importantes como hectáreas de selva devastadas y problemas de salud pública, entre otros.
Por otra parte, parece que el programa no tuvo casi ningún impacto en el consumo de cocaína en Estados Unidos, al menos durante los años en los que se llevó a cabo.  De hecho, el precio por gramo de cocaína bajó de $205,67 a $182,75, de acuerdo con la Oficina de Control de Droga de EE.UU.
El informe continúa agregando datos preocupantes: el consumo de cocaína no bajó; prácticamente el número de consumidores en 2008 era el mismo que en 2002.
Para Mejía y Restrepo la explicación a todos estos resultados mediocres es la siguiente: los cultivadores de cocaína encontraron maneras más eficientes para poder esquivar los esfuerzos de las autoridades.
Por último, el informe concluye: “Si Estados Unidos quiere reducir el consumo de droga en el país, es mejor invertir en programas de tratamiento y prevención domésticos, que estar subsidiando esfuerzos e intervenciones en otros países, como fue el Plan Colombia”.
Fuente: The Washington Post