martes, 7 de junio de 2016

Cerveza o alimentos, ¿cuál es la prioridad en Venezuela?: La competencia

Cerveza o alimentos, ¿cuál es la prioridad en Venezuela?: La competencia

Estamos pasando unos momentos a nivel nacional de tensión e incertidumbre socio-política y económica que ha conllevado a que el pueblo venezolano se lance, espontáneamente, a las calles de una manera desorganizada y sin un liderazgo que lo guíe para alcanzar un objetivo común. Sin embargo, el Gobierno sigue jugando al azar  tentando las posibilidades de que al fin coincida no un pequeño tumulto de gente sino una gran masa y que al fin emerja el liderazgo libertario tan necesario en nuestro país que conlleve a la transición de un modelo desgastado, más muerto que el propio instaurador del mismo, que lo único que está ocasionando es hundir más aún en la miseria al ciudadano común.


Mientras la probabilidad, algunos lo llaman destino, otros Dios y unos cuantos suerte, hace de las suyas para unificar una gran masa de protestantes que gracias al hambre, inseguridad y precariedad en el sistema salud les da a entender que ya no tienen nada que perder al enfrentarse a un régimen que socava y disminuye la libertad plena, en Econintech seguimos trabajando en diseminar el pensamiento libertario con los escasos y cada vez más reducidos recursos que autofinanciamos los fundadores de la Asociación. Ese es nuestro trabajo, luchar, educar, promover el emprendimiento e innovación e incentivar políticas que apoyen el libre mercado y así demostrar que existe una opción muchísimo mejor para Venezuela que el malhadado socialismo que se instauró desde 1959, se profundizó a partir de 1999 y hay vestigios de que seguirá manteniéndose si no se logra diseminar las ideas libertarias.
En todo este escenario surgió la noticia del préstamo que obtuvo empresas Polar para inyectarle liquidez a su línea de producción de cerveza. Como profesor escuché muchas opiniones entre mis alumnos y colegas, como ciudadano común también escuché unas cuantas de mis amigos y conocidos, por supuesto también tengo mi propia opinión la cual en la mayoría de las veces no agradó a los escuchas.
 Indiscutiblemente la decisión de Polar de endeudarse para mantener su producción de cerveza es la que hubiera tomado cualquier otro empresario. Estemos claros, los empresarios se manejan por el análisis costo oportunidad, que en este caso es muy alto para Polar en el renglón cerveza mientras que en el de harina es casi nulo, ya lo explico mejor.
Los gobiernos anteriores a 1999 acostumbraron a los empresarios a ser los niños mimados y consentidos del barrio. Políticas proteccionistas que incentivaban abrir empresas ineficientes, realmente no competitivas, pero que al ser amos y señores de una comarca llamada Venezuela comenzaron a ver crecer sus beneficios exponencialmente. Efectivamente algunos de ellos “aprovecharon” no solamente para ganar y ganar liquidez sino para ir mejorando, expandiendo y/o aprendiendo el “know how” de su negocio, el problema no es ese sino que quienes pagaron por su aprendizaje fue el ciudadano común obligado a adquirir un producto “Hecho en Venezuela” sin poder adquirirlo en el mercado internacional a un costo mucho más económico y quizás mejor calidad. A partir de 1999 no es que cambió este escenario, las barreras arancelarias y prohibiciones expresas al comercio internacional continuaron y en 2003 (con el control de cambio) aumentaron, es decir el proteccionismo continuó.
Sin embargo, al iniciar las expropiaciones, el sector empresarial comenzó a sentir el latigazo de la etapa final del Socialismo que tanto lo había consentido desde 1959 y al que había apoyado. No hubo declaraciones de otras empresas, quienes informaban eran los medios de comunicación, no habían marchas en apoyo a la empresa tal o cual, ni nada, pero ¿porqué?. A los empresarios que no expropiaban les convenía esta situación, el gobierno en su estupidez socialista le estaba limpiando el terreno de la escasa competencia, porque todos sabemos que las empresas públicas son las más ineficientes del mundo.
De tal modo, retomando el caso harina o cerveza, Polar se encuentra en esta situación, el mercado de harina de maíz precocida es prácticamente de su exclusividad, la poca competencia que existe son unos dinosaurios de empresas manejadas por el gobierno que no tienen ni la capacidad ni el conocimiento para producir, y una nueva tan mínima casi imperceptible y momentánea  (se extinguirá cuando el mercado restablezca su equilibrio) que son las personas que venden masa de maíz pelado o pilado. Como vemos el mercado harina es un predio de Polar que al momento de levantar controles ellos pueden “inundar” literalmente el mercado venezolano con su producción y los venezolanos compraremos su producto porque no hay ni habrá en el corto-mediano plazo una “competencia” suficiente para hacerle frente.
Pero la historia cambia en el sector cerveza. Aunque desde 1959 ha existido un proteccionismo acérrimo a la cerveza de producción nacional, siempre han existido varias marcas nacionales, pocas pero han existido y aun existen en manos del sector privado. Así pues, si Polar deja de estar presente en el mercado indiscutiblemente los consumidores trasladarán su preferencia a alguna de las marcas que se mantengan (caso RCTV, sus televidentes convergieron a otras televisoras) y una vez que los controles caigan, el volver a captar ese mercado será muy difícil = costoso y si, ojalá esto sucediera, se implementa un verdadero y pleno libre mercado la dificultad sería más recia aún porque las personas pudieran adquirir la cerveza que más le plazca sin tener que pagar un precio “inflado” por tasas, aranceles y otro tipo de barrera al comercio internacional.
Es por ello que la decisión tomada de inyectar esos 35 Millones de Dólares a la producción de cerveza y no de harina, no es por una labor social de mantener 10 Mil puestos de trabajo directos y muchos más indirectos, o por amor a Venezuela para no quitarle su preciado elixir (para algunos el mejor del mundo y ni siquiera han probado otra marca), la única y verdadera razón (no condenable por lo que escribí anteriormente) es porque Polar no tiene competencia en otros sectores pero en Cerveza sí que la tiene y ha demostrado con esto que, como todo muchachito consentido al momento de enfrentarse a otro sin su papá protector al lado, le tiemblan las piernas.
Todos aquellos que quieran apoyar la causa Libertaria en Venezuela están invitados a ayudarnos a diseminar y/o donar a nuestra campaña de crowdfunding…  https://igg.me/at/oud6fLA7T20
"... Por mi amigo que está preso por haber dicho lo que piensa... te nombro LIBERTAD... Por el miedo que te tienen... LIBERTAD" Este poema de Gian Franco Pagliaro, que a pesar de su creencia política tiene mucha cabida en la Venezuela de hoy... Recordemos que la verdadera Libertad se logra es instaurando la Libertad Económica... Socialismo = Esclavitud = No Libertad... Luchemos por una Venezuela Libertaria!!!