domingo, 5 de junio de 2016

Leopoldo López tras su reunión con Zapatero: "La democracia venezolana no se negocia"


Foto cedida por la familia de Leopoldo López, con el opositor en la cárcel de Ramo Verde.
Muchos son los políticos, amigos y periodistas que han intentado visitar al preso más famoso de América Latina y sólo José Luis Rodríguez Zapatero ha logrado traspasar los barrotes de su celda para tener un cara a cara con Leopoldo López. El ex presidente del Gobierno español se reunió el pasado sábado con el líder político opositor venezolano en la prisión militar de Ramo Verde, donde cumple una condena de casi 14 años por convocar una manifestación pacífica en 2014.
El encuentro duró más dos horas y media. Durante ese tiempo ambos estuvieron solos -sin la presencia de ningún funcionario chavista- y pudieron hablar con libertad sobre muchos temas.
"La democracia venezolana no se negocia. El derecho constitucional de los venezolanos de revocar a Maduro no se negocia. ¡Antes la libertad de Venezuela que la mía! El diálogo no puede ser para ganar tiempo porque Venezuela no tiene tiempo", adelantó a EL MUNDO el ex alcalde de Chacao a través de un familiar que pudo visitarle hoy domingo en la prisión.



Éstas son las primeras reacciones del líder de Voluntad Popular tras la reunión "sorpresa" con Zapatero, cuyo contenido se ha mantenido en secreto durante todo el domingo y ha generado un inusitado silencio en las redes sociales.
Sin embargo, parece que las dos partes no sacaron la misma conclusión del encuentro. Fuentes cercanas al ex presidente español afirmaron a este periódico que la conversación fue "muy cordial e intensa" e incluso interesante políticamente.
Sobre el estado de salud del líder opositor, las mismas fuentes destacaron que López está "muy fuerte física y psicológicamente".
Tras la reunión, el padre del político venezolano, Leopoldo López Gil, que reside en España, aseguró a través de Twitter que "la reunión con Zapatero fue una sorpresa para Leopoldo. No sabemos quién ni para qué la permitieron. ¡Sólo sabemos que hubo una sorpresa!".
El socialista es el primer líder internacional que logra visitar al que muchos apodan el 'Mandela de Latinoamérica'. Otros políticos españoles como Felipe González -declarado persona 'non grata'- o recientemente el líder de Ciudadanos Albert Rivera han intentado, sin éxito, visitar en Ramo Verde al ex alcalde de Chacao.
"El Gobierno de Venezuela no ha impuesto ninguna restricción de tiempo y han podido hablar a solas, sin la presencia de ningún miembro del Gobierno", aseguraron a EL MUNDO fuentes del entorno del ex presidente español. No sólo eso, sino que las facilidades que ha tenido Zapatero para que se produjera el encuentro se han interpretado como un gesto de buena voluntad por parte del régimen chavista de cara a una futura mesa de diálogo.
En República Dominicana se han producido ya varios contactos entre la oposición y el Gobierno -eso sí, por separado- gracias a la mediación de los ex presidentes Zapatero, Martín Torrijos (Panamá) y Lionel Fernández (República Dominicana). De momento, el incipiente diálogo "sigue su curso", en medio de la gran tensión política y social que sufre Venezuela. De hecho, el político español voló hoy mismo la isla desde Caracas, donde también mantuvo contactos con otros miembros de la oposición.
Expertos aseguran que el temor a una explosión social habría propiciado estas primeras negociaciones, pero en la oposición reina la desconfianza porque ya se han visto "traicionados" por el chavismo en otras ocasiones. Algunos sectores de la oposición opinan que es un subterfugio del régimen para ganar tiempo y evitar que el revocatorio contra Maduro tenga lugar este año. Sin embargo, para los mediadores establecer una mesa de diálogo -apoyada por el secretario de Estado de EEUU, John Kerry- es la vía para evitar un conflicto civil en un país devastado por el desabastecimiento y la violencia.
El líder opositor fue sentenciado por la justicia venezolana a casi 14 años de cárcel por los delitos de instigación a la violencia y asociación para delinquir por convocar una marcha pacífica el 12 de febrero de 2014. Esta semana la Corte de Apelaciones de Caracas aceptó el recurso del abogado del líder político, Juan Carlos Gutiérrez, quien informó que el próximo 20 de junio tendrá lugar una audiencia oral y pública por el caso en contra del coordinador nacional de Voluntad Popular.