miércoles, 25 de mayo de 2016

Venezolanos retan al Gobierno para que cumpla con la Constitución

Los líderes opositores expusieron ante los manifestantes el currículo "chavista" de los principales jueces venezolanos mientras exigen el respeto a la libre protesta


Venezolanos en las calles
PanAm Post hizo cobertura especial del evento al cual asistieron diputados, alcaldes, dirigentes políticos, juveniles y el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski; exigen que se respete el derecho a la protesta pacífica.
Cientos de opositores venezolanos salieron a las calles de Caracas este miércoles 25 de mayo para protestar contra una sentencia judicial que les impide manifestarse ante la sede del Consejo Nacional Electoral, una medida más del Poder Judicial en contra de las acciones y solicitudes de la oposición venezolana. Advirtieron que seguirán en las calles para presionar por el referendo revocatorio.
PanAm Post hizo cobertura especial del evento al cual asistieron diputados, alcaldes, dirigentes políticos, juveniles y el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, con el fin de exigir que se respete el derecho a la protesta pacífica plasmado en la Constitución venezolana.



Video Player
00:00
00:28
Durante la concentración que se llevó a cabo en el municipio Chacao exactamente en la sede de la Corte Segunda de lo Contencioso Administrativo, donde funciona la corte capitalina, los líderes opositores expusieron ante los manifestantes el currículo “chavista” de los principales jueces venezolanos, al mismo tiempo que denunciaron que en el país suramericano no hay independencia de Poderes.
IMG-20160525-WA0037[1]
Venezolanos se muestran orgullosos de haber firmado para el referendo revocatorio (PanAm Post)
La oposición sostiene que el Poder Judicial es controlado por el oficialismo y que está tomando decisiones “inconstitucionales” para proteger al presidente venezolano Nicolás Maduro. El fallo judicial donde se prohíbe las manifestaciones ante las sedes del Consejo Nacional Electoral, se dio a conocer pocos días después de una movilización que intentó llegar hasta el CNE, y que fue bloqueada por cientos de policías y guardias nacionales que utilizaron bombas lacrimógenas y balas de goma para dispersar a los manifestantes.
Entre gritos de “Revocatorio Ya” y “Este Gobierno va a caer”, los líderes opositores expresaron la necesidad de que de forma pacífica se lleve a cabo el referendo que acabaría con el actual Gobierno.
IMG-20160525-WA0035[1]
Capriles: “si el pueblo quiere que salgamos de esta crisis, esa es la voz del pueblo” (PanAm Post)
El gobernador del estado Miranda y excandidato presidencial Henrique Capriles Radonski afirmó que no habrá “ninguna sentencia, ninguna medida, ni nadie que nos impida ir al Consejo Nacional Electoral” para exigir que se agilice el proceso para activar el referendo revocatorio. “Si el pueblo quiere que siga Maduro es la decisión del pueblo, pero si el pueblo quiere que salgamos de esta crisis, esa es la voz del pueblo”, expresó.

Por su parte, Liliana Hernández dirigente del partido opositor Un Nuevo Tiempo señaló a PanAm Post que lo único que los venezolanos exigen es que se active el referendo revocatorio y que el CNE cumpla con su propio reglamento.
Durante su alocución, Carlos Ocariz, alcalde del municipio Sucre en Caracas, informó que hay más de un millón y medio de firmas verificadas por el CNE y que el ente comicial no debería tardarse tanto tiempo en hacerlo, pues es un requisito indispensable para continuar con el proceso que revocaría el mandato de Nicolás Maduro.
Cabe destacar que parte de la capital venezolana amaneció tomada policial y militarmente en una medida que la oposición calificó como exagerada y que demuestra el temor que tiene el Gobierno venezolano a las manifestaciones pacíficas.
Mientras la oposición sigue presionando para realizar el referendo este año, algunos dirigentes oficialistas descartaron esa posibilidad y denunciaron que las firmas que se recolectaron el mes pasado a favor de la consulta presentan irregularidades.
Las tensiones políticas crecen en Venezuela tras la existencia de la inflación más alta de la Región, graves problemas de escasez de alimentos, medicinas y productos básicos que supera el 70%, y una recesión económica que empeora por la caída del precio del petróleo