martes, 31 de mayo de 2016

OEA invoca Carta Democrática por crisis institucional en Venezuela

El secretario de la OEA Luis Almagro convocó a un Consejo Permanente que puede determinar gestiones diplomáticas y hasta aplicar sanciones al Gobierno venezolano

oea-luis-almagro
El objetivo de invocar la Carta Democrática es que el Consejo Permanente determine las medidas para “para promover la normalización de la institucionalidad democrática” en Venezuela. (Mundo Sputnik News)
Tal y como lo solicitó la oposición venezolana, políticos del mundo y organismos defensores de derechos humanos, este martes 31 de mayo el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, anunció que invocó la aplicación de la Carta Democrática a Venezuela.
En un comunicado dirigido a todos los países miembros, Almagro solicitó un Consejo Permanente para los días 10 y 20 de junio del presente año para seguir el procedimiento necesario para aplicar el mecanismo interamericano en defensa de la democracia en Venezuela, gobernada por Nicolás Maduro.

El objetivo es que el Consejo Permanente disponga de las “gestiones diplomáticas necesarias, incluidos los buenos oficios para promover la normalización de la institucionalidad democrática” en Venezuela.
En la misiva, Almagro aclara que si estas acciones diplomáticas no tienen éxito, “el Consejo Permanente convocará a un período extraordinario de sesiones de la Asamblea General para que adopte las decisiones que estime apropiadas”.
El Consejo Permanente podrá decidir, con la aprobación de la mayoría de los 34 países miembros, la realización de gestiones diplomáticas para promover la “normalización de la institucionalidad democrática” en Venezuela.
Si esas gestiones fracasaran, el Consejo Permanente convocará, con el voto de al menos dos tercios de sus miembros, una Asamblea General Extraordinaria de cancilleres del continente, que podría determinar sanciones más extremas contra el país como la suspensión de la OEA.
Venezuela es el primer país al que le aplican este procedimiento en defensa de la democracia, que en los últimos años se ha visto gravemente afectada por las restricciones políticas, sociales y económicas que han sumido al país en una crisis generalizada. Se trata de un paso sin precedentes en la historia de la Organización de Estados Americanos.
Cabe destacar que Human Rights Watch (HRW), la Unión de Partidos Latinoamericanos (UPLA) y el Congreso de Costa Rica también solicitaron a la Organización de Estados Americanos (OEA) la aplicación de la Carta Democrática en Venezuela luego de que el presidente venezolano decretara Estado de Excepción en el país y afirmara que “no está obligado a hacer un referendo revocatorio”.
Fuente: OAS.org