lunes, 13 de junio de 2016

Expertos creen que Maduro logrará aferrarse al poder

Analistas políticos señalan que, aunque el presidente venezolano no ganaría ninguna elección en este momento, el régimen no está aún en "su fase final"

El Gobierno de Nicolás Maduro evita a toda costa ser sometido a plebiscitos, señala Luis Vicente León (Notitotal)
El Gobierno de Nicolás Maduro evita a toda costa ser sometido a plebiscitos, señala el presidente de la consultora Datanálisis, Luis Vicente León. (Notitotal)
La salida del presidente venezolano Nicolás Maduro del poder pareciera no estar tan cerca como quisieran muchos de los que hoy padecen el sufrimiento que provoca la escasez de alimentos y medicinas, la inflación, la inseguridad o la represión del Gobierno.
Expertos consultados por el diario argentino La Nación señalan que, aunque el caos que vive actualmente el país caribeño parecería indicar que el Gobierno de Maduro está “en su fase final”, la situación no resulta tan simple y, por el contrario, su permanencia en el poder podría extenderse al menos hasta el 2017.



El pensador social de izquierda venezolano José Rafael López Padrino señala que a su juicio “el régimen no está en su fase final, pero marcha aceleradamente hacia ella”.
“Existe una percepción general, especialmente en Estados Unidos, de que el régimen está en su fase final, que ya se escuchan sus estertores. Sin embargo, no todo el mundo coincide con ello, ya que señalan que, a pesar de todo, Maduro aún cuenta con el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) y del componente militar, lo cual es determinante en el juego de preservar el poder”,  comenta a La Nación López Padrino.
Por su parte, el politólogo John Magdaleno cree que el malestar social en Venezuela “ya se consolidó”, lo que no le permitirá al Gobierno de Maduro salir bien parado, bajo ninguna forma, de la crisis. En este sentido, Magdaleno se pregunta:  “¿alguien cree que, con este cuadro, un gobierno que ha agudizado la crisis económica y social engendrada con fuerza desde 2011 saldrá ileso?”.
La Nación también consultó al politólogo y profesor universitario Ricardo Sucre, quien tampoco cree que se estén viviendo los últimos días del régimen, incluso, piensa que Maduro se mantendrá gobernando el resto del año. “Tengo la impresión de que capea el temporal con más éxito en lo político (a través de marcar a la Asamblea Nacional y dilatar el revocatorio) y menos en lo económico”, dice Sucre.
Sucre señala que Maduro “trata de mantener en límites el conflicto social”, en espera de ajustes económicos en los precios y del alza del barril de petróleo, que en las últimas semanas comenzó a recuperarse en los mercados internacionales (US$ 50, todavía muy por debajo de los US$ 130 al que llegó cuando Hugo Chávez era presidente).
Para el politólogo Ángel Monagas, Maduro no tendría posibilidades de ser reelecto debido a que dentro del chavismo sólo lo apoyan quienes gobiernan con él.
“Sobre el gobierno de Maduro no hay ninguna expectativa, ni positiva ni negativa. Es como estar muerto sin saberlo… Lo cierto es que, sea en 2016, 2017 o en 2019, Maduro no tiene reelección. No lo quieren los puros del chavismo y sólo lo respaldan los que actualmente están en el gobierno venezolano”, señala Monagas.
“Mientras no se complazcan sus peticiones, esta historia puede ir para largo. Los costos de salida tienen que ver con las garantías a futuro de su seguridad física y de su familia, fundamentalmente”, sentencia Monagas.
El presidente de la reconocida consultora venezolana Datanálisis, Luis Vicente León, señaló a La Nación que la crisis que atraviesa el país afecta la imagen de Maduro, fortalece a la oposición, permite el surgimiento de protestas espontáneas y alimenta en la ciudadanía el deseo de cambiar.
“Pero nada de esto permite proyectar el fin de Maduro y su gobierno. Es claro que no podría ganar una elección, pero no significa que haya perdido la gobernabilidad”, señala León.
El analista considera que el chavismo quiere evitar plebiscitos. Por eso el revocatorio que la oposición impulsa contra Maduro ha encontrado tantos obstáculos y hasta ahora se desconoce la fecha de las elecciones de gobernadores, que terminan su mandato en diciembre.

Un difícil futuro inmediato

López Padrino advierte que si la oposición tiene éxito en canalizar “la desesperanza, frustración y rabia en voluntad política de cambio, la defenestración del chavismo es un hecho”.  Opina que, de lo contrario, “el fachomadurismo” sobrevivirá en medio de “grandes penurias y sangrienta represión”.
Sucre, por su parte, no es muy optimista sobre una mejora en la situación este año en Venezuela. “Viviremos tiempos tumultuosos, pero dentro de un control o contención política que hará el gobierno. Pienso que el referéndum revocatorio se admitirá, pero para 2017; quedará la duda si la oposición lo toma o no. Hoy parece que no. A mediano plazo, si se plantea una elección presidencial, la oposición puede ganarla siempre y cuando tenga la unidad”, reflexiona.
Monagas cree que si la oposición se mantiene firme y no negocia, habrá revocatorio este año. “Caso contrario, será después del 10 de enero de 2017, donde vendrán otras situaciones”, concluye Monagas.
Fuente: La Nación