miércoles, 25 de mayo de 2016

En México aumentó 333% la migración de niños no acompañados

Un informe de Unicef advierte que 50% de los menores de edad provienen de Guatemala, y el resto de Honduras y El Salvador

Los niños migrantes no acompañados enfrentan graves peligros como accidentes, la trata de personas. (Reporte Noreste)
Los niños migrantes no acompañados enfrentan graves peligros como accidentes y la trata de personas. (Reporte Noreste)
El número de niños y adolescentes extranjeros que migran hacia México sin la compañía de un adulto se disparó más de 300% en los últimos dos años, informó el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).
La oficina de este organismo en México indicó que el flujo migratorio de niños no acompañados detectado por las autoridades migratorias mexicanas subió de 5.596 niños en 2013 a 18.650 en 2015, lo que representa un incremento de 333%.
Prácticamente todos los menores de edad que se internaron solos a México provenían del Triángulo Norte de Centroamérica, puesto que casi 50% eran de Guatemala, 27,4% de Honduras y 20,5% de El Salvador, detalló Unicef en un comunicado.



En 2015 hubo más de 11.000 eventos de repatriación de niñas, niños y adolescentes migrantes mexicanos desde Estados Unidos. De ellos, 84% (9.841) viajaban  sin la compañía de un adulto.
[adrotate group=”8″]
La agencia de Naciones Unidas enfatizó que los niños y adolescentes, tienen, en promedio, edades de entre 12 y 17 años, requieren protección inmediata porque enfrentan graves peligros, como trata de personas, el posible reclutamiento por parte del crimen organizado, explotación, maltrato o accidentes.
“Estos niños y niñas tienen sueños, quieren estudiar y tener una vida plena, y necesitan todo nuestro apoyo para que puedan reunirse con sus familiares y superar la violencia que los ha llevado a huir de sus casas”, expuso la representante de Unicef en México, Isabel Crowley, en el comunicado.
Crowley también enfatizó: “Antes que migrantes, los niños y niñas son personas con derechos. Por esa razón desde Unicef estamos acompañando a las autoridades para que todas las personas que trabajan con niños y niñas se especialicen en la protección de sus derechos, sepan cómo comunicarse con ellos, cómo hablarles sin ocasionarles más daño psicológico, y que puedan gestionar cada caso para que prevalezca el interés superior del niño”.
Fuentes: People Daily, Unicef México