viernes, 27 de mayo de 2016

Asesinan a dos candidatos mexicanos en menos de 24 horas

Uno de los candidatos se encontraba en un mitin mientras fue asesinado, el otro llegaba a su casa de hacer campaña

Este jueves, dos candidatos a alcaldías en los estados de Michoacán y Tabasco fueron asesinados en Yurécuaro, un pueblo al noroeste de Michoacán, y en el municipio de Himanguillo, uno de los estados más violentos de Tabasco, localidades que aspiraban liderar.
mexico-candidato-asesinados
Enrique Hernández Salcedo, candidato del izquierdista Movimiento de Regeneración Nacional fue asesinado durante un acto de campaña (Diario Correo)
Tres hombres armados dispararon contra Enrique Hernández Salcedo, candidato del izquierdista Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la localidad de 30.000 habitantes de Michoacán, mientras se encontraba en un mitin, para su campaña para la alcaldía. Los atacantes se desplazaban en un vehículo en movimiento cuando dispararon, hiriendo a cuatro personas, incluyendo al candidato que falleció a los pocos minutos de ser trasladado al hospital de la región.
En 2013, Hernández Salcedo había integrado un grupo de autodefensas. El año pasado, una acusación de homicidio de un exjefe municipal de Tanhuato lo llevó por tres meses a prisión, aunque nunca se encontraron pruebas contundentes que lo vincularan al hecho.



Durante su encarcelamiento, el político denunció que fue torturado y señaló a Alfredo Castillo, quien en su momento era comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Social de Michoacán, como responsable de una persecución contra él.
En la noche del jueves, el municipio de Huimaguillo, en el estado de Tabasco, afectado por la ola de violencia en el país, fue testigo del asesinato de Héctor López Cruz, candidato a noveno regidor por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).
López Cruz se encontraba en las afueras de su casa luego de llegar de un acto electoral, cuando tres personas descendieron de un vehículo y dispararon 16 veces, de las cuales tres balas impactaron en la cabeza, pecho y brazo izquierda.
Un hermano del candidato también fue herido durante los hechos, pero se encuentra fuera de peligro.
Frente al asesinato, la dirigencia estatal del PRI rechazó los sucedido e instó al gobierno a realizar una investigación “para que el crimen no quede impune”.
“Es lamentable lo que sucede en Tabasco, por ello el PRI desde el Congreso y a través de la dirigencia estatal, ha señalado la grave situación que impera en el estado ante la inseguridad que vivimos los tabasqueños y la falta de apoyo de las autoridades”, comentó la dirigencia.
Estas dos muertes suceden el el proceso electoral en México que se celebrará este próximo 7 de junio para elegir las autoridades regionales del país. Además se renovará la Cámara Baja.
En marzo, la precandidata a la alcaldía de Ahuacuotzingo, Aidé Nava, también fue asesinada, apareció decapitada con una carta de advertencia junto a su cuerpo.
Fuente: El Universal, El Mundo, Proceso.