martes, 24 de mayo de 2016

Aplauso

Isaac Katz analiza la decisión del presidente Peña de permitir la unión matrimonial y adopción por parte de personas del mismo sexo.

Isaac Katz es investigador y catedrático del Instituto Autónomo de México.
John Locke, considerado el padre del liberalismo, escribió en su Carta sobre la Tolerancia publicada en 1685 sobre el papel que le corresponde al poder civil. Cito:
"El Estado es, a mi parecer, una sociedad de hombres constituida para preservar y promover simplemente los bienes civiles.
"Llamamos bienes civiles la vida, la libertad, la inmunidad del dolor, la posesión de las cosas externas, tales como la tierra, el dinero, los enseres, etcétera.



"El deber del magistrado civil consiste en asegurar, en buen estado, a todo el pueblo, tomado en su conjunto, y a cada individuo en lo particular, la justa posesión de estas cosas correspondientes a su vida con leyes impuestas a todos del mismo modo.
"Toda la jurisdicción del magistrado se extiende únicamente a estos bienes civiles, y que todo el derecho y soberanía del poder civil está limitado y restringido al simple cuidado de promover estos bienes; y que éstos no pueden ni deben, en alguna manera, extenderse a la salvación de almas.
"El poder civil no tiene que prescribir artículos de fe o dogmas o formas de culto con la ley civil".
El escrito de Locke adquiere relevancia ante la iniciativa del presidente Peña para reformar el artículo 4 de la Constitución y el Código Civil Federal para reconocer la figura del matrimonio entre personas heterosexuales como homosexuales así como el derecho de estas últimas para adoptar. La iniciativa presidencial es, sin duda, un gran avance en materia de libertad individual.
¿Qué es una familia? La familia no es más que una unidad económica, unipersonal o multipersonal, que produce dentro del hogar satisfactores últimos con bienes adquiridos en el mercado. Como puede inferirse de esta definición, esto no implica que una familia tenga que estar conformada por un hombre y una mujer; bajo esta definición caben un hogar conformado por dos personas de un mismo sexo.
¿Qué lleva a dos personas a formar un hogar? Dos individuos deciden libremente formar un hogar, haya o no un trámite legal de por medio, si y sólo si, cuando ambos miembros de la pareja se benefician, es decir si su bienestar estando juntos es mayor que si permanecieran separados. Habiendo hecho cada quien una evaluación de las características de la pareja, si finalmente se toma la decisión de formar un hogar, las acciones de cada uno de los miembros de la familia tiene como objetivo la maximización del bienestar conjunto de todos los integrantes.
Como puede observarse en la definición, esto es aplicable tanto a una pareja heterosexual como homosexual. No es más que la decisión libremente ejercida de unirse para formar un hogar y buscar el mayor bienestar posible. Más aún, en un íntegro estado de derecho, la ley tiene como objetivo garantizar la posesión de recursos así como libre utilización de éstos mientras en el ejercicio de esta libertad no se atente en contra de los derechos de terceros. La decisión libremente tomada por dos personas del mismo sexo para conformar un hogar no atenta en contra de los derechos de alguien más por lo que no existe ningún argumento para no reconocer en el marco legal el matrimonio homosexual.
Y retomando la cita de Locke, no es papel del poder civil prescribir dogmas o actos de fe. Si dos personas del mismo sexo desean libremente formar un hogar, están en todo su derecho y esto tiene que estar legalmente reconocido y validado.
Aplausos al presidente Peña por, al menos en este ámbito, impulsar la libertad individual.