lunes, 18 de julio de 2016

El socialismo y los campos de la muerte

Mauricio Rojas dice que "Basta iniciar la lectura de El fenómeno socialista para darse cuenta de que se trata de un gran libro que invita a emprender un viaje intelectual absolutamente necesario para comprender las ideologías que proponen la subordinación o incluso la supresión de la individualidad en aras de un poder que se erige en representante de intereses colectivos supuestamente superiores".
Mauricio Rojas es profesor adjunto en la Universidad de Lund en Suecia y miembro de la Junta Académica de la Fundación para el Progreso (Chile).
Un gran libro olvidado
La editorial Sepha de España acaba de publicar El fenómeno socialista del gran disidente ruso Igor Shafarevich. El libro fue escrito clandestinamente en los años 70, en plena lucha contra el totalitarismo soviético, y a pesar de una temprana traducción de 1978 es completamente desconocido en el mundo de habla hispana, como también lo es su autor. Por ello es que sentí como un honor y un deber responder afirmativamente a la petición de la editorial de escribir una introducción a una obra tan trascendente como El fenómeno socialista. A continuación he preparado para los lectores de El Líbero una versión abreviada de esa introducción.
Basta iniciar la lectura de El fenómeno socialista para darse cuenta de que se trata de un gran libro que invita a emprender un viaje intelectual absolutamente necesario para comprender las ideologías que proponen la subordinación o incluso la supresión de la individualidad en aras de un poder que se erige en representante de intereses colectivos supuestamente superiores. Eso es el socialismo en sus diversas variantes, desde sus propuestas abiertamente totalitarias hasta aquellas que de manera gradual y subrepticia van engrandeciendo el poder del Estado hasta reducir la autonomía individual a un cascarón vacío.


Las ilusiones acerca de la integración europea

Václav Klaus dice que la situación económica en Europa "Por un lado, se debe al cada vez más deficiente sistema económico y social a lo largo de Europa, que sin embargo fue escogido de manera deliberada. Por otra parte, es una consecuencia de los acuerdos institucionales dentro de la Unión Europea que son crecientemente centralizados y burocráticos".
Václav Klaus fue presidente de la República Checa desde 2003 hasta marzo de 2013. 
Recientemente publicó el libro Europe: The Shattering of Illusions (Europa: La destrucción de las ilusiones). Este es el texto del discurso que Klaus dio en el Cato Institute el 11 de marzo de 2013, publicado originalmente en inglés como la edición de primavera 2013 de Cato’s Letter (volumen 11, número 2). Aquí puede obtener el texto en formato PDF.

Hoy es un día especial para mi. En marzo, mi segundo periodo como presidente de la República Checa expiró, y con un alto grado de probabilidad esto marcará el fin de mi carrera de 23 años en la política —una carrera que duró sin interrupción desde la caída del comunismo, pasando por la Revolución de Terciopelo, hasta esta primavera.
He sido extremadamente honrado al ser invitado a convertirme en un distinguido Académico Titular del Cato Institute y estoy ansioso por cumplir con este nuevo papel. Aprecio mucho el papel que Cato ha desempeñado a lo largo de las últimas décadas defendiendo la libertad, los mercados libres y el gobierno limitado. Hoy es simplemente el inicio de mi nueva vida aquí con ustedes.
Me pidieron que dijera unas palabras acerca de Europa —que siempre ha sido uno de mis temas favoritos— y quisiera empezar colocando los problemas del continente europeo en una perspectiva más amplia.


La democracia en Latinoamérica

Carlos Rangel, en este ensayo escrito entre 1979 y 1984, explica que "Las diferentes repúblicas latinoamericanas no han logrado restablecer un equilibrio institucional legítimo y duradero, en reemplazo del que fue destruido, junto con el Imperio Español, entre 1810 y 1824".
Carlos Rangel (1929-1988) fue un destacado periodista e intelectual venezolano y autor de Del buen salvaje al buen revolucionario (1976) y El tercermundismo (1986).
Este ensayo fue publicado originalmente en las revistas Vuelta (México) y Dissent (EE.UU.) y reproducido en Marx y los socialismos reales y otros ensayos (Monte Avila, 1988). Aquí puede descargar este ensayo en formato PDF.

Las diferentes repúblicas latinoamericanas no han logrado restablecer un equilibrio institucional legítimo y duradero, en reemplazo del que fue destruido, junto con el Imperio Español, entre 1810 y 1824. Aquella legitimidad y aquel equilibrio fueron desmantelados en nombre de la libertad y para establecer la democracia, según el modelo que ofrecían, desde 1776, los Estados Unidos. A partir de entonces, una multitud de constituciones y otros documentos políticos han ratificado esa aspiración, sin que los hechos hayan venido jamás a satisfacerla en forma convincente o duradera. En los últimos cincuenta años, México ha sido el único país latinoamericano que no ha tenido cambios de gobierno violentos, distintos a los previstos en las leyes y causados por guerras civiles o por golpes de estado militares. Entre nosotros, la paz y la democracia han sido rarezas frágiles; la tiranía o la guerra civil, las normas.


La libertad como forma de pago

Yoani Sánchez explica que la revolución cubana ofreció un paraíso terrenal a cambio de libertad y que es de esa forma pago que nace la realidad actual de los cubanos: ciudadanos sin libertad ni mejores condiciones de vida.
Yoani Sánchez es una reconocida bloguera cubana independiente.
 
Este ensayo es el ganador del tercer lugar en el concurso "Caminos de la libertad" (2009) organizado por TV Azteca (México). También puede obtener este ensayo en formato PDF aquí.
Casa de remates o cómo se empeña la libertad
Sépanlo bien: nuestra incultura, nuestro subdesarrollo, se paga con libertad…
Fidel Castro, conversación con estudiantes en la Universidad de La Habana, septiembre de 1970.
Las acrobacias teóricas de la dialéctica marxista intentaron persuadirnos de que sólo construyendo la sociedad comunista sería posible, al decir de Engels, “saltar del reino de la necesidad al reino de la libertad”. Sin embargo, lo que demostró la historia a finales del siglo XX fue que la suspensión de las libertades fundamentales, impuesta a una nación con el declarado propósito de satisfacer sus necesidades, sólo trae como consecuencia la persistencia de la miseria y el envilecimiento de los individuos.


"Caballeros, no confío en ustedes"

Víctor Pavón indica que lo legal no significa justicia y que hay que tener mucho cuidado cuando se trata de realizar una reforma constitucional, de que esta no sirva para constituir una nueva forma de gobierno que atente contra los derechos individuales.
Víctor Pavón es Gerente Ejecutivo de la Asociación Paraguaya de Universidades Privadas- APUP y autor de los libros Gobierno, justicia y libre mercado y Cartas sobre el liberalismo.
Se está hablando cada vez más de la reforma constitucional. En caso de llevarse a cabo la misma, total o parcial, el electo poder constituyente reunido en Convención deberá estar compuesto por ciudadanos que no forman parte del poder constituido actual. Esto significa que ninguna persona desde el presidente de la República y los ministros de los demás poderes, pasando por los senadores, diputados, intendentes, concejales municipales y departamentales, así como gobernadores, no podrán forma parte como constituyentes.


Los bolivarianos y el poder

Gabriela Calderón de Burgos considera que luego de que Bolívar traicionara a Francisco de Miranda en 1812, se impuso alrededor de la región el proyecto político del "Libertador", que no es ni democrático ni liberal.
Gabriela Calderón de Burgos es editora de ElCato.org, investigadora del Cato Institute y columnista de El Universo (Ecuador).
Hace 200 años, el 14 de julio de 1816, Francisco de Miranda murió en una cárcel cerca de Cádiz. Luego de que Simón Bolívar lo traicionara el 31 de julio de 1812 entregándolo a los españoles —episodio que muchos historiadores consideran el primer golpe de Estado en América Latina— Venezuela, así como otros países de la región, abandonó el camino de las repúblicas liberales, democráticas y federales. Se impuso el proyecto político del “Libertador”, que como les explico hoy, no puede ser considerado ni liberal ni democrático.


¿Quién frenará el lento autogolpe de Venezuela?

Mary Anastasia O'Grady considera que el reciente traspaso de mayores poderes al general Vladimir Padrino López sería indicativo de que en Venezuela se está fraguando un "autogolpe".
Mary Anastasia O'Grady es editora de la columna de las Américas del Wall Street Journal.
¿Quién frenará el lento autogolpe de Venezuela?
El gobierno del presidente Barack Obama está haciendo poco para ayudar a defender la democracia en el país suramericano, lo cual le cae muy bien a los hermanos Castro en Cuba.
Once recién nacidos murieron recientemente debido a un brote de bacteria que provoca infecciones respiratorias en la unidad neonatal de un hospital en la ciudad de Maturín, en el estado Monagas, Venezuela. Según los informes de prensa, el director del Sistema de Protección Municipal del Niño, Niña y Adolescente del Hospital Central de San Cristóbal, en el estado Táchira, dijo en mayo que al menos 70 bebés enfermos murieron en 2016 debido a que el hospital carecía de los suministros para atenderlos.


El candidato libertario

Ian Vásquez comenta el inusitado surgimiento en las encuestas del candidato libertario Gary Johnson, un candidato que reúne propuestas significativamente distintas a aquellas de los candidatos del Partido Demócrata y del Partido Republicano.
Ian Vásquez es Director del Centro para la Libertad y la Prosperidad Global del Cato Institute.
En la polarizante campaña presidencial de EE.UU. ocurre un fenómeno que parece ir a contracorriente de las tendencias. Es el incipiente surgimiento del candidato de un tercer partido: Gary Johnson del Partido Libertario. Sus ideas distan mucho de las de los otros dos candidatos, y si pudiera influir en el debate nacional, o si llegara a ser elegido —cosa improbable— favorecería a América Latina, pues sus propuestas políticas son mucho más amigables hacia la región. De todas maneras, Johnson refleja un sentimiento importante en el público estadounidense.


10 MALOS HÁBITOS CULTURALES



Alberto Mansueti
 
Son ciertos defectos, a los que tendemos en América Latina, en general, todos (primera persona del plural). Y son lo contrario a ciertos buenos hábitos requeridos en el capitalismo, los cuales por su parte la Biblia, y la buena tradición cristiana, encomian como virtudes muy recomendables.
¿Cuáles? Diez malos hábitos culturales (MHC):

Estatismo y Libertad – Aplicando el Mensaje

por


Cuando se escribe sobre eventos recientes desde el punto de vista anarquista libertario, sea con un enfoque político, geo-político o incluso retorico, surge una dificultad:  Cada que los principales medios de comunicación y la blogosfera se enfocan en los problemas del estatismo, como es de esperarse, el debate se centra en soluciones estatistas. Hablando solo por mí, como un libertario anarquista, se vuelve muy difícil aplicar los principios libertarios al debate político promedio, especialmente cuando se trata de asuntos que solo ocurren en un mundo dominado por el estado, como podría ser la inmigración. Escribí éste artículo, discutiendo un viejo ensayo de Walter “no me digas Doctor” Block sobre la inmigración. Él muestra acertadamente que nuestras fronteras son arbitrarias y que sin ellas no hay tal cosa como inmigración o emigración, todo se vuelve simplemente migración.

Deudas morales, intelectuales y la CNTE

por  

La semana pasada el reconocido Tomas Pogge dio una serie de pláticas en el DF. En una de ellas, durante la apertura de un congreso de filosofía en la Ibero, el liberal cosmopolita nos recordó lo endeudados que estamos con la justicia global. Aunque de manera menos ferviente que en sus primeras formulaciones sobre las obligaciones de la ciudadanía cosmopolita con sus coterráneos, Pogge sigue argumentando que no podemos simplemente desentendernos de los menos favorecidos y debemos presionar a nuestros gobiernos para que hagan algo al respecto.

Libertad y felicidad

por ·
Felicidad. Una palabra cuya sola mención provoca –si no en todos, sí en la mayoría– sensación de bienestar.
Al preguntarle a una persona cuál es ese proyecto o propósito para su vida en particular cuya realización la volvería feliz, puede observarse casi siempre que, con naturalidad, se dibuja una sonrisa en su cara, e incluso, si se es muy perspicaz, es posible distinguir mencionada sensación de bienestar en algunas ocasiones. Al verse interrogado por este cuestionamiento, el interlocutor de nuestra conversación cavila por un instante –durante éste, quizá experimente un acelerado y momentáneo proceso creativo–, comienza a buscar dentro de todo el léxico que ha logrado asimilar los términos idóneos para describir tal propósito, y, finalmente, intenta expresarlo con la mayor puntualidad que le concede su habilidad expresiva.

La tradición olvidada.

por  

Quejarse de que la economía libre favorece a los ricos es como quejarse de que la libertad de expresión favorece a los elocuentes-
Joseph Sobran
Antes de la Segunda Guerra Mundial, Austria era un centro cultural científico-filosófico, cuna de pensadores, poetas, médicos, músicos y economistas. Ha sido el hogar de Karl Popper, Amadeus Mozart, Ludwig von Beethoven, Sigmund Freud, Ludwig Boltzmann, Carl Menger, Eugen von Bohm Bawerk, Ludwig von Mises, Joseph Schumpeter y Friedrich von Hayek, por mencionar sólo algunos. Esto nos induce a pensar en la gran importancia de este país para el mundo.
La Escuela Austriaca de Economía se fundó con la publicación del libro –Principios de Economía Política– en 1871, del economista Carl Menger. Esta teoría económica cuestiona el enfoque capitalista clásico y marxista, que se fue conformando con las aportaciones de Adam Smith, David Ricardo, Carlos Marx, Federico Engels y más recientemente, John Stuart Mill.
Si bien es cierto que a Menger se le considera fundador de la Escuela Austriaca, estableciendo sus bases económicas, fueron los economistas Ludwig von Mises y Friedrich von Hayek los principales divulgadores de esta tradición.

Socialismo Siglo XXI en Venezuela

por

En el presente trabajo pretendo ilustrar las agresiones contra la libre empresa deliberadas desde el poder del Estado, y el cómo repercuten en una sociedad particular. El intervencionismo en los precios conduce a algunos fenómenos como la escasez y el saqueo institucionalizado. Para explicarlo emplearé el método de Max Weber, basado en el dualismo metodológico, consistente en relaciones causales y su interpretación, así como el estudio de los tipos ideales, construidos a partir de referencias teóricas y observacionales. El tipo ideal propuesto está basado en Ludwig von Mises y su análisis sobre el intervencionismo estatal. La evidencia empírica de Venezuela constituye en buena medida un campo de estudio pertinente para verificar dichos postulados. Finalmente, a manera de reflexión, revisaré la pérdida de la libertad a la que se ha sometido América Latina.