viernes, 15 de julio de 2016

El Caudillo, el populismo y la democracia

Alvaro Vargas Llosa

Hace diez años, escribí un libro titulado “Manual del perfecto idiota latinoamericano” con el escritor colombiano Plinio A. Mendoza y el escritor cubano Carlos A. Montaner. A menudo nos han preguntado cómo logramos ponernos de acuerdo en cada frase. Lo cierto es que no lo hicimos. Tuvimos importantes desavenencias. Como colombiano, Plinio era un gran admirador de Simón Bolívar, el héroe venezolano que liberó a su nación de España a comienzos del siglo diecinueve. Como persona oriunda del Perú, yo sentía recelos ante el hombre que había asumido el título de dictador del país donde nací. En un momento dado, la discusión sobre Bolívar se tornó tan severa que parecía que tendríamos que desistir del capítulo sobre el nacionalismo, en el cual Bolívar--un hombre menudo que bebía poco, bailaba como un dios, jamás fumó, tenía predilección por la hamaca, era un erotómano incurable y apenas empleaba el benigno "carajo" como palabrota--era una figura central. Pero sin ese capítulo, no había libro. Al final, ambos hicimos concesiones para salvarlo.


Ministerio de Ropa, Moda... y Complementos

Por Pablo Carabias

Imaginemos. El Estado, preocupado por el enorme gasto de las familias, pone en marcha el Ministerio de Ropa, Moda y Complementos. Al frente, por supuesto, la ex vice, toda una experta en el tema. Así, en la línea de políticas sociales que ayuden a los más necesitados, el gobierno se encarga de suministrar ropa a la población.
Primer paso. Un nuevo impuesto para poder pagar la ropa estatal, así como la creación de una red de almacenes y fábricas textiles, con funcionarios pagados por el Estado, que se encargarían del proceso de fabricación y distribución del producto.

Mercados emergentes: La inflación nunca duerme

Por Richard Barley

 
Mientras la Reserva Federal de Estados Unidos se preocupa por la deflación, en algunas partes del mundo la inflación se podría convertir ahora en un serio peligro. Aunque el FMI espera que la inflación de los mercados emergentes caiga al 5% en 2011 desde el 5,75% actual, las presiones inflacionarias están creciendo en algunos países en desarrollo. La tasa de inflación de India fue de dos dígitos a principios de año. En Brasil, los economistas han aumentado sus previsiones de inflación para 2010 durante seis semanas consecutivas, según el banco central. Tal vez los inversionistas quieran tomar precauciones. 

Silicon Valley 3.0, la nueva era tecnológica

Por Pui-Wing Tam y Cari Tuna

 
San José, California. - El parque tecnológico Edenvale ilustra lo que es el nuevo Silicon Valley.
La larga recesión apenas rozó las 930 hectáreas de oficinas que constituyen el centro neurálgico de la tecnología de Estados Unidos. En el último año y medio, muchas empresas recién creadas han expandido sus operaciones. Uno de los inquilinos más prominentes es Nanosolar Inc., que empezó a producir paneles solares en marzo y ahora planea mudarse a un espacio más grande y sumar más empleados a su nómina de 350. 
El fabricante de equipos científicos Stratedigm Inc. se trasladó a una planta de 557 metros cuadrados en Edenvale, casi el doble que su antigua sede, impulsada por sus fuertes de ventas. Varias empresas nuevas del sector biomédico que empezaron bajo un mismo techo han progresado también, instalándose en sus propias oficinas en el área.

Guerra de monedas en ciernes

Por Guillermo Arosemena Arosemena

El Expreso de Guayaquil

 

La cooperación monetaria entre países ha sido indispensable para estabilizar la economía mundial, desde que el valor de las monedas comenzó a flotar en 1971, al dólar dejar de ser convertible en oro. Un ejemplo fue el Acuerdo Plaza, que se dio en Nueva York entre los gobiernos de Francia, Reino Unido, Alemania, Japón y Estados Unidos en 1985, para planificar la devaluación ordenada del dólar con relación al yen y marco, a través de intervenciones programadas en el mercado internacional de monedas. El resultado fue que entre 1985 y 1987, el valor del dólar declinó 51% frente al yen, por la intervención de los bancos centrales de los países nombrados.
A diferencia de otras devaluaciones, la mencionada evitó pánicos financieros. El citado acuerdo tuvo la finalidad de reducir el déficit de la cuenta corriente estadounidense y ayudar a esta economía a salir de una severa recesión comenzada a inicio de los ochenta.

Bourne to run, and run and run

Por Mark Steyn

Siempre me impresiona la indestructibilidad de los clichés. Por ejemplo, me encanta ese momento de la primera imagen de Agárralo como puedas en la que Leslie Nielsen y Priscilla Presley están juntos delante de una hoguera, y Presley se levanta, se lleva las manos a la espalda, y su vestido, como suele pasar en las películas, se le cae de sus hombros de un armonioso golpe perfecto.
Y después el gran Nielsen se levanta y echa las manos a la espalda, y en un instante igualmente perfecto su traje, camisa y corbata, todo cae de sus hombros. Desconozco si algún director de una escena sexual de celuloide podría hacer la escena de desnudos de verdad después de eso, pero lo hacen, todo el tiempo, en mil y una jugosas telenovelas.

Donald Trump, el vendedor de ilusiones

Trump engaña a la gente cuando dice que el libre comercio con México aniquila empleos en EEUU
Un estudio de la Universidad de Oxford dice que la automatización –no México– podría eliminar el 47 por ciento de los empleos
EEUU tiene que mejorar la educación y reentrenar a sus trabajadores, porque los empleos manufactureros serán realizados por robots

Argentina: el sentido de la independencia

Argentina: el sentido de la independencia


Por Alberto Benegas Lynch (h)
El Cronista
Ahora que han pasado los festejos del 9 de julio, es momento de reflexionar serenamente sobre el significado de la independencia. En el Acta firmada en 1816, hacen doscientos años, aparecen dos conceptos centrales. En primer lugar, se lee de la necesidad de recuperar los derechos de que fue despojada la población y, en segundo lugar, expresamente se consigna que la independencia es para garantizar las vidas y haciendas de los habitantes.
Juan Bautista Alberdi, el artífice intelectual de nuestra Constitución fundadora, señala el peligro de liberarnos de las máquinas fiscales de la metrópoli para en cambio convertirnos en colonos de nuestros propios gobiernos, lo cual subraya sucedió hasta la promulgación de la referida Carta Magna en 1853 que, aplicada, permitió ubicar a nuestro país a la vanguardia de las naciones civilizadas.