domingo, 8 de mayo de 2016

‘Victoria aplastante’ de la extrema derecha en la primera vuelta

Elecciones presidenciales en Austria: 

Der Standard

Una "victoria aplastante" – así es como Alexandra Föderl-Schmid, redactora jefe del diario liberal austriaco Der Standard describe la victoria del candidato de la derecha Nordert Hofer del Partido de la Libertad (FPÖ) en la primera vuelta de las elecciones presidenciales del domingo en Austria. "Nadie predijo tal gran victoria", escribe, añadiendo "es un desastre para la coalición de Gobierno."
Los dos partidos principales – Los socialdemócratas (SPO) y los conservadores cristianos (OVP) – que-se han repartido Austria desde la Segunda Guerra Mundial ya sea por separado o en coalición, no tendrán ningún candidato en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales por primera vez desde 1945.



Pueden "luchar o abandonar de inmediato" a favor del Partido de la Libertad, escribe Föderl-Schmid. "Un presidente del Partido de la Libertad sería un choque con mucha influencia simbólica que resonaría más allá de Austria," evalúa.
Norbert Hofer competirá contra Alexander Van der Bellen, un independiente apoyado por el Partido Verde, en la segunda vuelta que tendrá lugar el 22 de mayo El puesto de presidente austríaco tiene un papel ceremonial, con influencia política limitada, aunque Hofer ya ha expresado su deseo de poner a prueba los límites de los poderes presidenciales con la búsqueda de un papel político más activo.
"Ya no es un tabú"
El FPÖ se ha " beneficiado del creciente descontento" hacia el Gobierno, escribe Föderl-Schmid, y añade que el debate sobre la crisis de refugiados ha servido como catalizador".Hofer podría ganar por la fuerza de su personalidad y por dichos asuntos ; y "un populista de extrema derecha ya no es un tabú para más de un tercio de los que votaron", escribe.
Van der Bellen ha confirmado tema recurrente para el Partido Verde, escribe Föderl-Schmid: "Ellos son mejores en las encuestas que en las elecciones", a pesar de que su resultado es el mejor en la historia del partido.
Para la segunda ronda, los socialdemócratas han ya expresado su apoyo al candidato verde. Ambos partidos, el SPO y ÖVP, pueden ahora tomar la elección como una oportunidad para reorientarse y "tener éxito en algo juntos," argumenta la redactora jefe. "De lo contrario, los dos partidos van a seguir el camino de sus candidatos" en las próximas elecciones generales:
Todavía pueden convencer de su trabajo hasta 2018. En las últimas elecciones generales, los dos partido gobernantes obtuvieron sólo el 51%. Dadas las encuestas de las presidenciales, esto parece ahora imposible. Lo único que queda es luchar o darse por vencido – y esto significaría la entrega de la presidencia, y del Gobierno pronto, al FPÖ.