lunes, 30 de mayo de 2016

Sirios compran identidades hondureñas para ingresar a EE.UU.

Una investigación periodística reveló que desde el Registro Nacional de Personas de Honduras inscribían a ciudadanos árabes de manera ilegal

sirios
Se cree que desde el 2014 ciudadanos sirios y palestinos estarían adquiriendo documentos hondureños. (La Prensa)
Un análisis exhaustivo hecho por el portal Washington Examiner reveló la preocupación que existe en la capital estadounidense luego de conocerse que a través de Honduras, árabes de distintas nacionalidades están obteniendo pasaportes hondureños para llegar a Estados Unidos.
La semana pasada, el diario hondureño La Prensa publicó una investigación periodística de cómo sirios, palestinos y libaneses han obtenido pasaportes, a través de contactos en consulados y en el Registro Nacional de las Personas (RNP). A raíz de esta denuncia, el organismo fue intervenido.
“Sirios, palestinos y otros árabes están comprando identidades y pasaportes hondureños que los hacen elegibles para ingresar a EE.UU. con visas de turista, la apertura de una puerta completamente nueva a posibles terroristas y refugiados que buscan el paso fácil. Según La Prensa, el Registro del país centroamericano confirmó la inscripción fraudulenta de palestinos, sirios y otros”, informa el Washington Examiner.



El análisis del diario estadounidense relata que el informe llega en medio de otros datos, que muestran cómo los cubanos y otras personas están usando América Central para filtrarse hacia EE.UU. legal o ilegalmente.
“Honduras es uno de los tres países de la región de suministro de decenas de miles de menores no acompañados que inundan la frontera de EE.UU. con México. Los casos identificados por La Prensa son sólo la punta del iceberg de una red de crimen organizado con lazos internacionales de contrabandistas y funcionarios hondureños que eran capaces de registrar ilegalmente al menos un centenar de palestinos y sirios con documentación fraudulenta”, señala la publicación estadounidense.
Hasta la fecha la intervención se realizó en tres centros regionales del RNP en los cuales se emitían las partidas de nacimiento a los árabes. Un funcionario del RNP fue suspendido de su cargo en las últimas horas.

Investigación comenzó en el 2014

En octubre de 2014, el ciudadano palestino Kareen Samer Abdulhadi Abdulhadi de 38 años se presentó al consulado de Honduras en Barcelona y con documentación oficial del Registro Nacional de las Personas (RNP), solicitó que se le emitiera su respectivo pasaporte oficial alegando su condición de “hondureño por nacimiento”.
Sin embargo, el idioma, sus marcados rasgos árabes y la inconsistencia de los datos de nacimiento despertaron las sospechas del personal diplomático en relación con su verdadera nacionalidad y la legitimidad de los documentos.
De inmediato se procedió a cotejar en la base informática del RNP hondureña que maneja cada embajada y por ese medio se logró validar que los números de la partida de nacimiento y la tarjeta de identidad no concordaban con la información oficial del ente registral, es decir, no existía como tal.
Ese mismo 6 de octubre de 2014, la sede diplomática envió un correo a las autoridades del RNP en Tegucigalpa solicitando que certificaran la información del extranjero en la base de datos de su oficina central.
A partir de ahí se logró descubrir una intrusión no autorizada y la alteración en la base de datos de inscripciones de nacimiento de uno de los registros municipales del interior país que facilitó que esta persona fuera documentada como hondureña.
Fuentes: Washington Examiner, Center for Inmmigration Studies, La Prensa.