miércoles, 11 de mayo de 2016

La Iglesia Católica sostiene que la piratería "es pecado"

La Iglesia Católica sostiene que la piratería "es pecado"

La Iglesia Católica sostiene que la piratería «es pecado»
ABC, Madrid
Los obispos españoles, en un documento emitido por la Comisión Episocopal de Medios de Comunicación Social titulado «La piratería en el cine. Una mirada desde la Doctrina Social de la Iglesia», animan a los feligreses a no piratear, una práctica que califican de «pecado». Los religiosos creen que este fenómeno atenta contra el séptimo mandamiento, «no robarás», y contra el décimo, «no codiciarás bienes ajenos». Además, «va contra el bien común y facilita la alienación social», porque «daña un cauce por el que pueden fluir las mejores ideas para el desarrollo social».
Los obispos españoles consideran que la piratería «pone en peligro la expresión cultural e impide una justa recompensa a la industria del cine», un medio de comunicación que la Iglesia española considera «de gran valor para la difusión de la cultura (...) y como una nueva herramienta valiosa también para la evangelización».


La Iglesia católica reconoce el valor de las nuevas tecnologías, que permiten que los productos audiovisuales lleguen a más personas, pero alertan de que «sin una pertinente educación moral» esta difusión puede dañar la propiedad intelectual y la industria audiovisual. Desde su punto de vista, la piratería «disminuye el número de producciones, perjudica a otras empresas audiovisuales del sector, induce al cierre de salas, desaparecen establecimientos de alquiler de películas, hay pérdidas de empleo...».
Pese a todo, los obispos muestran su esperanza de que «el fenómeno de la piratería en el mundo del cine disminuya hasta desaparecer, como fruto de una reflexión madura de personas sensibles al auténtico valor del cine y al bien común de toda la sociedad».