miércoles, 11 de mayo de 2016

Finalmente Latinoamérica entra en la vanguardia de la innovación

Jóvenes emprendedores están demostrado que la región no se está quedando atrás en el aporte de ideas innovadoras y rentables para el mundo

(Wikimedia)
Cada vez surgen nuevas historias de jóvenes emprendedores que tienen éxito, provenientes de ciudades latinoamericanas y que aportan ideas innovadoras al mundo. (Wikimedia)
Está creciendo el emprendimiento y la inversión en Latinoamérica. El portal The Next Web (TNW), en un artículo titulado The rise of the Latin American entrepreneur, refleja que marcas como OpenEnglish, IBillionaire y Mural.ly cada vez se dan a conocer más en el mundo.
El artículo también relata la historia de al menos seis compañías valoradas sobre los US$1 mil millones en Latinoamérica como Mercadolibre (Argentina), B2W (Brasil), Despegar (Argentina), Globant (Argentina) y OLX (Argentina).
El crecimiento que han tenido compañías como las nombradas es inmenso. Como esas, son cientos las que en pocos años han pasado de ser pequeños proyectos hasta convertirse en logros multimillonarios.



Las historias de emprendimiento en Latinoamérica son increíblemente interesantes:
Según el Banco Mundial, 60% de los empleados en Latinoamérica trabajan en negocios que tienen un máximo de cinco empleados; alrededor de 60% de los argentinos entre 18 y 64 años, consideran los riegos empresariales y de emprendimiento como una buena opción de carrera; mientras que 25% de ese 60% admite haber intentado alguna vez comenzar un negocio.

El espíritu empresarial contagia cada vez más a los latinoamericanos

Esteban Brenman, cofundador de Tril, la exitosa aplicación para conocer música en Latinoamérica, tiene un extenso currículo de emprendimiento que trasciende décadas, según detalla TNW, él fundó la primera infraestructura de comercio en línea.
Como Brenman, Damián Voltes, director de Patagonia Ventures, el fondo de reserva privado para inversión en Argentina, tiene 18 años de experiencia en el campo del emprendimiento y llegó a fundar siete empresas de tecnología y tres de ellas fueron adquiridas por grandes corporaciones como FOX.
En el caso de Brasil, Lorrana Scarpioni, la CEO y cofundadora de Bliive, la red brasileña de colaboración e intercambio, fue nombrada como Impulsor Global (Global Shaper) por el Word Economic Forum en 2013 y, además, fue incluida en la serie de Mujeres Pioneras del Mundo del Huffington Post.
Otros, comenzaron realmente jóvenes: Leo Prieto, un chileno, fundó su primera compañía a la edad de 16 años; luego lanzó FlayerWayer, uno de los blogs de tecnología más populares de Latinoamérica. Actualmente Prieto encabeza BetaZeta, un proyecto chileno que gana más de 10 millones de usuarios mensuales.
The Next Web destaca además, casos excepcionales de compañeros de trabajos que se convierten en la envidia de otros jóvenes emprendedores.
Mariano Suarez y Patricio (Pato) Jutard, son el dream team del emprendimiento. Ambos cofundaron Mural.ly, la exitosa herramienta para crear lluvias de ideas y colaborar.
Luego, fundaron y dirigieron el estudio de juegos, Three Melons, que fue vendido a Playdom en 2010.
Debido al inmenso éxito que el equipo logró por todas sus iniciativas emprendedoras, lograron mudar sus oficinas a San Francisco (EE.UU.) y expandirse como proyecto.
Otro de los equipos soñados que señala TNW, son Diego Meller y Martin Añazco, cofundadores de Jampp, una plataforma que facilita a las empresas la promoción de sus aplicaciones.
La compañía ascendió a US$7 millones y actualmente tiene oficinas en cinco países del mundo. Los dos emprendedores también fundaron Livra.com en .1999, que fue posteriormente adquirida por Ipsos (IPS), la organización mundial.
Lo interesante de este duo, indica TNW, es que no solo sobrevivieron a la crisis de la burbuja del Internet, sino que además lograron convertirse en líderes en el mercado en línea en Latinoamérica.

Latinoamérica, una región innovadora

A pesar de que se critica a Latinoamérica por una presunta falta de innovación, la realidad parecer ser lo contrario.
Una de las ideas más novedosas y que logró la aceptación de millones de usuarios fue iBillionaire, una plataforma de inversión que permite a 200 mil usuarios rastrear las actividades de inversión de los más millonarios. El cofundador, Alejandro Estrada, trajo la experiencia que se obtenía de DineroMail, una compañía en línea de pagos adquirida por Naspers.
Además Estrada, quien ha servido por una década como CEO del Banco Privado de Inversores de Argentina, fundó la compañía Moni.com.ar, de esta manera logró cambiar la manera cómo invertimos.
No son solo las ideas acerca de inversiones las que son consideradas en la región y en el mundo como innovadoras. Emiliano Kargieman, fundador y CEO de Satellogic y WIRED Innovation Fellow, está creando una red de satélites comerciales y adquiribles, que permitirán administrar y distribuir recursos naturales, suministrando información en tiempo real.
El periodista argentino e importante columnista, Andrés Oppenheimer, señala en su reciente libro “Crear o morir“, que Latinoamérica tiene que atravesar grandes retos para lograr desarrollarse o —siquiera— acercarse al desarrollo. Según indica Oppenheimer, la región sigue siendo una de las más atrasadas del mundo en lo que hace a la innovación productiva.
No obstante, Oppenheimer señala que el problema no es que Latinoamérica tenga un déficit de personas creativas o emprendedoras, sino que es lo contrario. Pero el problema está en que los Gobiernos no han entendido todavía en la importancia de la inversión en innovación de verdad.
Como detalla el artículo de The Next Web, el problema, sin duda alguna, no es la falta de ideas, y todo apunta a que cada vez más Latinoamérica se está acercando a convertirse en una región vanguardista en cuanto a la innovación.