miércoles, 11 de mayo de 2016

#Chile El retiro de Hernán Büchi: “Me siento incómodo en este país”

#Chile El retiro de Hernán Büchi: “Me siento incómodo en este país”

buchivs16 
El economista Hernán Büchi dice que no está de acuerdo con el rumbo de Chile. Por eso, señala, decidió radicarse en Suiza y pagar sus impuestos en ese país.
“Me voy por la incerteza jurídica. He tenido mucha lealtad a Chile, pero tomé la decisión de centrar mis intereses fuera, principalmente porque cuando veo que las leyes se hacen difíciles de cumplir, porque las cambian o las reinterpretan, porque un día son una cosa y otro día son otra y no hay seguridad jurídica, me siento incómodo y me dan ganas de partir”, así explica Hernán Büchi su decisión de radicarse en Suiza. Dice que pasará cada vez menos tiempo en Chile y que poco a poco irá dejando directorios y responsabilidades. Ya abandonó los sillones de las compañías de seguro Consorcio, SQM y SAAM.



“Hay un grupo de personas, entre ellas la presidenta de la República, que creen que esta sociedad necesita un cambio radical y no les importa que eso tenga el costo de perder la oportunidad de seguir desarrollándonos como país. Se han usado frases como la retroexcavadora, y ese intento de reinvención genera una incertidumbre gigante”, agrega.
Vivir en Suiza implica que el ex ministro ahora pagará sus impuestos en ese país. “En la práctica, voy a pagar más impuestos de los que en teoría pago acá. ¿Pero con qué? Con certeza jurídica. Eso me deja tranquilo”, señala.
El rol del SII
Büchi cree que el país ha enfrentado mal los casos de financiamiento irregular de la política. Plantea que estos casos han sido de conveniencia política para algunos y dice que, a su juicio, el Servicio de Impuestos Internos (SII) ha entrado a jugar un rol que no le corresponde.
“Haber metido a Impuestos Internos en esto es el error más grande”, expresa y añade que “no se le puede dar facultades para hacer cualquier cosa y que al final caigamos en la pérdida del Estado de Derecho. Por eso, las facultades penales del SII debieran haber sido muy limitadas”.
El economista dice que no cree en el concepto de boletas ideológicamente falsas y plantea que en los casos de financiamiento lo que correspondía al SII era rechazar los gastos. “Aclaremos las facultades de Impuestos Internos: rechazar gastos y cobrar un impuesto. No entrar en una pelea”, dice.
SQM
En la entrevista con Revista Capital se le pregunta a Büchi sobre uno de los casos de mayor connotación pública del último tiempo: SQM, empresa de la cual fue director hasta hace un mes.
El economista plantea que decidió renunciar ahora y no hace un año porque “en momento de crisis uno no puede dejar la empresa. Todo lo contrario, hay que ayudar en lo mejor que pueda”. Sin embargo, asume que quedarse tuvo un costo personal enorme, sobre todo porque fue multado por la SVS junto a otros directores por no haber enviado un hecho esencial con los cálculos preliminares de las boletas que debían rectificar ante el SII.
Sobre las asesorías que SQM pagó a políticos y familiares de éstos, aclara que nunca tuvo conocimiento. “SQM gasta más de mil millones de dólares al año. Obviamente, como director, a mí me preocupaba en qué se gastaba. Si en la pasada, dentro de mil y tantos millones, el gerente general podía invitar a alguien a conocer la pampa o pagarle el pasaje, o comprar encuestas, no tengo idea, estaba dentro de sus facultades”.
Sobre su relación con Julio Ponce, Büchi contesta: “¿Qué es ser amigo? Yo no me junto con nadie. Entonces, si amigo es la gente que uno entiende que va a los cumpleaños, etc., no soy amigo. Si amigo es una persona que aprecio por lo que hizo dentro de SQM, sí”.
Para Büchi, detrás de estos casos, hay una estrategia para desprestigiar a ciertos grupos. “A los empresarios se les quiere deslegitimar y ahora hay una estrategia para deslegitimar a parte del espectro político. Esto partió con Penta, y Velasco fue una vedette en ese sentido… ¿curioso? Justo alguien que podía ser políticamente complicado. Y si ve, hoy pasa lo mismo con Enríquez Ominami… también políticamente complicado. Lo que se le ha hecho a él, como lo que se le ha hecho a los políticos de la UDI, no es correcto”, afirma.
Sobre el rol de la derecha en las reformas, Büchi también es crítico. “Desgraciadamente la derecha, la centroderecha entre comillas, o como quieran llamarle, no tuvo la capacidad de defender que el progreso de Chile se basaba en principios de libertad, de apertura al mundo”.