lunes, 17 de agosto de 2015

Trump: confiscaré remesas; define su “reforma migratoria”

El precandidato republicano a la Presidencia de EU plantea negar la ciudadanía a hijos de indocumentados y cancelar visas, incluso, a diplomáticos mexicanos

Manuel Ocaño/ Especial
Donald Trump, empresario y precandidato a la Presidencia de EU, por el Partido Republicano, acusó a los líderes de México de que se han aprovechado de Estados Unidos al usar la migración ilegal para exportar la delincuencia y la pobreza.
LOS ÁNGELES, Cal., 17 de agosto.— Donald Trump, precandidato del Partido Republicano a la Presidencia de Estados Unidos, presentó un plan de reforma migratoria que incluye confiscar remesas, negar la ciudadanía estadunidense a los hijos de indocumentados y dificultar el paso de mexicanos, incluidos los diplomáticos, a quienes podría negar visas.


Ya no hay sopa de fideos y usted, inteligente, sabe cuál sopa queda

La soberbia, cualidad propia de los dictadores, los lleva a pensar que a ellos nada les afectará, y a actuar como si el control que ejercen en la economía y la política fuere a ser eterno.

Hoy, los que no se cansaban de señalar con el índice flamígero a los negativos, amargados y pesimistas profesionales, no hallan dónde esconderse; no pocos de ellos, buscan desesperados y carentes de autocrítica acomodarse a la realidad que exhibió, no sólo su incapacidad y limitaciones intelectuales para entender lo que pasaba y pasa en la economía sino lo peor, su falta de honradez intelectual por estar al servicio del poderoso en turno.


PRI: la apuesta por Beltrones

Tiene a su favor, sin duda, los conflictos en el PAN, la división de las izquierdas y la fragmentación del voto.
 
Las elecciones del 7 de junio reflejaron percepciones, fenómenos y tendencias en la sociedad que apuntan a la recomposición del sistema de partidos y, con ella, a la configuración de nuevos escenarios políticos. Es posible y deseable que esto signifique una suerte de segunda transición que, a diferencia de la primera, concentrada en el ámbito electoral, esta vez sí implique la modificación sustancial de los términos de la relación entre la ciudadanía y el poder público, así como la efectiva sujeción de éste a los principios de legalidad y rendición de cuentas. Quizá lo más relevante fue que la sociedad no sólo expresó su hartazgo y la exigencia de cambios, sino también acreditó su determinación para sancionar las desviaciones de los partidos. Ninguno escapa a este sano desafío, en especial el PRI, el PAN y el PRD, coautores y actores protagónicos de una obra mal escrita y mal actuada: la democracia mexicana.


El modelo del PRI

¿Es mejor un sistema político que selecciona a sus dirigentes con base en el mérito o uno que le da al ciudadano la oportunidad de elegirlos con su voto? En su reciente libro, The China Model, Daniel Bell argumenta que es preferible el primero. Desde hace siglos, los chinos han puesto el énfasis en el mérito como criterio para seleccionar la alta burocracia de la administración pública.

Desde la muerte de Mao, el Partido Comunista Chino lo usa para escoger a los líderes políticos. Con ese fin, evalúan las competencias de los altos funcionarios. Los mejores tienen oportunidades de puestos superiores, incluida la cima del poder político. Importa también la lealtad al partido, pero no es suficiente. Ahora se enfocan en la honestidad como única forma de poder alcanzar el nivel de vida de un país desarrollado.


Bajo crecimiento económico para el resto del sexenio


Como lo advertimos hace varios meses, la fiesta de altos precios del petróleo y bajas tasas de interés se estaba acabando. Esto tendría consecuencias importantísimas para la economía mexicana que ya estamos sintiendo. La peor: tendremos, otra vez, un crecimiento económico bajo. Ya son tres años seguidos, los tres primeros del sexenio de Peña, caracterizados por un Producto Interno Bruto (PIB) incrementando poco. Este año, todo indica que el PIB crecerá por debajo de 2% cuando el gobierno de Peña había pronosticado que sería de entre el 3.2% y 4.2 por ciento.


Pemex: nuestra pequeña Grecia


La épica de Pemex en las páginas del nacionalismo revolucionario del siglo XX puede, al final de la batalla, terminar en nuestra pequeña crisis griega. Sin las proporciones  de la deuda en Grecia,  su pasivo laboral anuncia un pequeño cataclismo en la mitología de nuestra riqueza y desarrollo. La “abundancia” que contribuyó a financiar, hoy es una carga para todos los mexicanos y sus beneficios laborales, queda en la memoria de los años de jauja y arreglos corporativos discrecionales del viejo régimen. Ocaso de una época.


¿Qué hubiera hecho Maquío?

Para generar un verdadero crecimiento es necesario buscar alternativas a nuestras dependencias históricas y generar nuevos mercados de alto valor agregado.

“Señor, le quiero decir que a partir del próximo mes le voy a tener que cobrar un poquito más. Es que ya no me alcanza”, me soltó a bocajarro la señora que realiza las labores de intendencia doméstica en mi casa. A mi tampoco, reflexioné mientras escuchaba cómo el “poquito más” representaba un 50% de incremento.


Beltrones, López Trump y lo que se acumule

 
¿Qué diablos necesita este país? Es una pregunta que me da vueltas en la cabeza sin cesar. No es broma,  aunque parezca trillado, no puedo dejar de pensar que el destino de México no puede estar ligado a tanta incompetencia, violencia y corrupción. Hay quien dice que esto es lugar común. Les pregunto: ¿de verdad estamos condenados al más puro estilo de El Laberinto de la soledad de Octavio Paz, nos cargue la chingada?


domingo, 16 de agosto de 2015

El "Fuera Correa, fuera", regresa a Ecuador

El "Fuera Correa, fuera", regresa a Ecuador

Por Emilio Cárdenas
A fines de junio pasado, Quito y Guayaquil fueron escenario de gigantescas manifestaciones pacíficas de repudio al autoritario presidente de Ecuador, Rafael Correa. Como es ya habitual en nuestra región, fueron convocadas a través de las redes sociales. Los alcaldes de ambas ciudades, Mauricio Rodas y el veterano Jaime Nebot, se unieron a la gente, encabezando las protestas masivas.

Para entender lo que pasó en Argentina…

Para entender lo que pasó en Argentina…

Resultados PASO
Por Álvaro Vargas Llosa
Ofrezco cinco claves -número perfectamente arbitrario: podrían ser 20 o ninguna por lo difícil que es entender unas elecciones allí- de lo que sucedió en la Argentina el domingo pasado con ocasión de las primarias (Paso).
¿Quién ganó?
Cuando un resultado electoral lleva a los protagonistas a hacer un esfuerzo por convencer a la opinión pública de que han triunfado y a los comentaristas a preguntarse quién ha ganado, es porque todos han perdido.
Esto no significa que nadie ha logrado nada.

¿Es Trump imparable?

¿Es Trump imparable?

Por Álvaro Vargas Llosa
Cualquier otro candidato que hubiese dicho las mismas cosas que Donald Trump durante el debate de los republicanos o después habría visto su campaña estallar en mil pedazos. En el caso del empresario inmobiliario todo indica que el efecto de su incorrección política ha sido el contrario.
Esto, en el país de la corrección política, es misterioso. Ningún candidato, y menos de derecha, que enriqueciera su ya abundante prontuario de vituperios alusivos al físico o la naturaleza femenina de sus detractoras con insinuaciones sobre la menstruación de una panelista en un debate por las primarias sobreviviría cinco minutos. Pero a Trump la controversia desatada por sus ofensas a Megyn Kelly no lo ha descarrilado: a juzgar por sondeos como el de Reuters, lo ha consolidado. Los que pierden puntos son sus rivales, empezando por Jeb Bush, que en una de las encuestas cae cinco puntos.

¿Se acabaron los buenos tiempos?

¿Se acabaron los buenos tiempos?

STANFORD – En los 25 años que precedieron la Gran Recesión de 2008-2009, los Estados Unidos experimentaron dos recesiones breves y ligeras y dos expansiones fuertes y largas. A nivel global, los ingresos aumentaron rápidamente, la inflación disminuyó y los mercados de valores prosperaron. Además, la recuperación de la última desaceleración importante, a principios de los años ochenta, trajo consigo aproximadamente 25 años de desempeño macroeconómico sin precedentes por su fortaleza y estabilidad. No obstante, esta vez regresar a la etapa de crecimiento ha sido mucho más difícil.

EE.UU. es el obstáculo en el camino

EE.UU. es el obstáculo en el camino

NUEVA YORK – Recientemente se llevó a cabo la Tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo en la capital de Etiopía, Addis Abeba. La conferencia se celebró en un momento en que los países en desarrollo y los mercados emergentes han demostrado su capacidad de absorber grandes cantidades de dinero de manera productiva. De hecho, las tareas que estos países están emprendiendo –  realización de inversiones en infraestructura (carreteras, electricidad, puertos, y mucho más), construcción ciudades que un día van a llegar a ser el hogar de miles de millones de personas y desplazamiento hacia una economía verde – son realmente enormes.

Cómo el FMI le falló a Grecia

Cómo el FMI le falló a Grecia

NUEVA DELHI – La democracia implica poder elegir entre alternativas reales. Pero durante toda la crisis en Grecia, el pueblo griego estuvo privado de ellas. La responsabilidad es en buena medida de la Unión Europea y especialmente del Fondo Monetario Internacional.
A Grecia se le dieron dos opciones tajantes: dejar la eurozona y perder la financiación, o quedarse y recibir apoyo, al precio de una mayor austeridad. Se le debió dar una tercera opción: salir del euro, con financiación abundante.
Esta opción debería haber estado sobre la mesa, ya que Grecia tiene motivos políticos más amplios para quedarse en la eurozona. Salir de la unión monetaria hubiera traído importantes beneficios, pero también implicaba cuantiosos costos.

Retrato hablado: Manlio Fabio Beltrones, el muchacho al que “parieron político”

En 1986, cuando el próximo presidente del PRI se enfilaba 
hacia la gubernatura de Sonora, Faustino Félix Serna, exmandatario 
de aquella entidad, se refirió con esa frase a quien en su infancia 
jugaba en las calles del centro de Ciudad Obregón

Andrés Becerril
Ilustración: Abraham Cruz
Parado en el home del corchibol –una adaptación sonorense del beisbol, con dos bases y un home– un niño al que otros animan “¡Manlio pégale!” aprieta los dientes, entrecierra los ojos y blande el palo de escoba con el que trata de conectar la pelota de corcho, que la misma palomilla de las calles de Sinaloa y 6 de Abril, en el centro de Ciudad Obregón, fabricó tallando a hurtadillas aquella corteza sobre los mosquiteros de la casa de la abuela de Manlio.
En el grupo de esos niños estaban los hermanos mayores de Manlio Fabio Beltrones Rivera, Alcides y Orestes. Los tres se veían distintos a todos los demás morrillos, recuerda un amigo de la infancia de los Beltrones que jugó con ellos corchibol a principios de la década de los sesenta.