viernes, 21 de agosto de 2015

Peleando contra pesos pesados


La pasada semana, el Instituto Mises acogió otra extraordinaria Conferencia de Investigación en Economía Austriaca en nuestro campus de Auburn. Los asistentes disfrutaron de tres días de presentaciones interdisciplinares de más de 50 académicos, doctorando y profesionales de la economía y las finanzas, todos trabajando en las tradiciones más sugestivas del pensamiento austriaco y libertario. También celebramos la 40ª conferencia Royalton, la primera conferencia académica dedicada a la economía austriaca en EEUU y un punto de inflexión en el movimiento austriaco moderno.
La CIEA concluyó el sábado bajo espectaculares cielos sureños de primavera con una recepción en nuestro patio.


La propiedad privada es la esencia de la libertad



La privacidad es la esencia de la libertad. Sin ella, no pueden existir los derechos individuales. Privacidad y propiedad están entrelazadas. Si se protegieran ambas, poco habría que decir acerca de otras libertades civiles. Si la casa, iglesia o negocio propios son nuestro castillo y la privacidad de una persona, de sus papeles y efectos, está rígidamente protegida, todos los derechos deseados en una sociedad libre estarán garantizados. Proteger diligentemente el derecho a la privacidad y la propiedad garantiza la experiencia religiosa, periodística y política, así como una economía de libre mercado y una moneda fuerte. Una vez aparece una actitud descuidada con respecto a la privacidad, todos los demás derechos están en peligro.


Ron Paul y Mark Spitznagel hablan de la libertad, la agricultura y la Fed

 

[Ron Paul y Mark Spitznagel comparten una pasión por el no intervencionismo, los mercados libres y la economía austriaca. El congresista Paul fue representante de EEUU por Texas, desde 1976 a 2013 y fue candidato presidencial republicano en 2008 y 2012. Ha escrito extensamente sobre libertad y política, incluyendo The Revolution: A Manifesto y End the Fed. Spitznagel es el fundador de Universa Investments, una consultora de inversiones especializada en tail-hedging, y es el autor de The Dao of Capital, del que Paul escribió el prólogo. Los dos amigos se sentaron recientemente a discutir temas que van del movimiento de la libertad y la política agrícola a las consecuencias de la política monetaria de la Reserva Federal. Esta es una transcripción de su conversación]


Estados Unidos: El sueño de todo dictador

The-Great-Dictator
Estos son días verdaderamente preocupantes para la libertad en los Estados Unidos. La semana pasada, el plazo de 60 días para que el presidente obtuviera la aprobación del Congreso para nuestra participación militar en Libia bajo la resolución “War Power” (Poder de Guerra) se fue como vino. Los medios apenas lo cubrieron. Los bombardeos continuaron. Tuvimos una audiencia en el Capitolio sobre el tema, pero la administración se niega a preocuparse por la legalidad de esta nueva guerra. No está claro si Obama alguna vez obtendrá el consentimiento del Congreso y, sorprendentemente, se está discutiendo si es que lo necesita.


Cuando muere el dinero: Alemania y el papel moneda después de 1910


La historia de la destrucción del marco alemán durante la inflación de la República de Weimar desde 1919 hasta su terrible máximo en noviembre de 1923 normalmente se considera una extravagante anomalía en la historia económica del siglo XX. Pero ningún episodio ilustra mejor las tremendas consecuencias del dinero débil o hace un alegato de la vida real más devastador contra la divisa fiduciaria: donde no hay restricciones, se producirá muerte monetaria.


Una austriaca internacional: Conversación con Carmen Elena Dorobăț

Bucharest square 
Instituto Mises: ¿Cómo empezaste a familiarizarte con el Instituto Mises?
Carmen Elena Dorobăț: En 2009, en mi segundo año en la universidad, elegí una asignatura opcional sobre comparativa de políticas económicas. Resultó que la impartía Vlad Topan, el presidente del Instituto Ludwig von Mises de Rumanía y profesor titular en mi universidad. El programa incluía lecturas de Mises y Rothbard, como Economic Policy: Thoughts for Today and TomorrowWhat Has Government Done to Our Money?, y una larga lista de enlaces al sitio web del Instituto Mises. Hasta entonces tenía serias dudas acerca de mi carrera, pero este afortunado encuentro cambió todo. Empecé a leer habitualmente en el sitio web y a escuchar lecciones y la economía por fin empezaba a tener sentido. Ese mismo año, Vlad me dio mi primer ejemplar de La acción humana. Así empezó todo.


Los bancos centrales y nuestros mercados disfuncionales del oro

prices2

Muchos inversores siguen viendo al oro como una inversión refugio segura, pero sigue quedando mucha confusión acerca del grado en que el mercado del oro es vulnerable a la manipulación mediante operaciones a corto plazo en mercados amañados e intervenciones del largo brazo del banco central. Primero, mucho del oro que se está vendiendo como participaciones, en certificados, o para atesoramiento físico en “arcones” dudosos, simplemente no está ahí. Segundo, el oro en papel puede imprimirse hasta el infinito, igual que la moneda común. Tercero, los nuevos sistemas electrónicos de precios del oro (reemplazando, como en el pasado febrero, a la tradicional llamada telefónica a cinco bancos del London Gold Fix, aplicada desde 1919) no ha demostrado necesariamente ser un modelo más digno de confianza. Cuarto, acecha el fantasma del banco central, particularmente en forma de descuentos comerciales por volumen que les ofrecen los intercambios del metal.


Patrón oro y geopolítica. Juan Ramón Rallo



A raíz de mi último artículo sobre el giro de política monetaria perpetrado por el Banco Nacional de Suiza, me gustaría ampliar el tema que tocaba de pasada en los últimos párrafos: a saber, ¿por qué el patrón oro es el sistema monetario más justo desde un punto de vista político?
Comencemos por la situación en la que se halla cualquier país pequeño. Este país soberano tiene de entrada dos opciones para con su moneda: o dejarla flotar libremente o ligarla a alguna moneda extranjera. Aunque en principio podría parecernos razonable que deje flotar la moneda, tengamos presente que las economías pequeñas suelen estar enormemente internacionalizadas (no les queda otra: dentro no pueden producir todos los bienes variados que necesitan), de modo que fluctuaciones bruscas en los tipos de cambio de su divisa con respecto a la de sus principales socios comerciales pueden ser devastadoras para sus economías.


El capitalismo y la Teoría de la Información. Víctor Solsona

 George Gilder, autor de varios best seller y defensor de la Supply Side Economics, fue el escritor más citado por el presidente Reagan. Ahora nos sorprende con su último libro Knowledge & Power.
Gilder afirma que el capitalismo, más que un sistema de incentivos, es un sistema de información. Realmente no intercambiamos bienes o servicios, sino incrementos diferenciales de centronocimiento. Cuando el carpintero sale a comprar un traje al sastre, la compraventa entre ellos se convierte realmente en un intercambio de información en manufactura y distribución de sus productos y servicios.


1917, dictadura del proletariado; 2017, dictadura del funcionariado. Víctor Solsona


Los políticos occidentales pretenden elevar el gasto público y la deuda al límite de lo impagable para seguir alimentando la burbuja estatal. En este escenario, no solo se dilapida capital; trabajadores y empresarios están cada vez más maniatados por reguladores, inspectores y burócratas.
La función coactiva del estado está en máximos históricos. El Leviatán crece y goza de mejor salud que nunca.
Se oyen relatos más propios de una dictadura represiva que de una sociedad abierta.
Historias de empresas allanadas por inspectores de hacienda acompañados de Guardias Civiles. Inspectores de trabajo entrando en un local público en un centro comercial muy concurrido e identificándose a gritos como... si fuese una redada policial.


Una ciudad disruptiva, una Startup City libre para España


"El futuro de la libertad está en las ciudades como Hong Kong". Giancarlo Ibargüen.

Index of Economic Freedom establece a Hong Kong como la economía más libre del mundo.
Fuente: The Freeman.
Los últimos 20 años se han caracterizado por un importantísimo avance tecnológico. Los principales cambios han venido de la mano de las disrupciones acuñadas por Clayton M. Christensen. Estas innovaciones son las que han conseguido competir en el mercado satisfaciendo la demanda de los consumidores con menores precios y en muchos casos desplazando o marginando la tecnología preexistente. La telefonía móvil, las compañías aéreas de bajo coste, las tiendas de ropas de precios más accesibles, los restaurantes de comida rápida o la educación online son muchos de los ejemplos de las que han triunfado.


Cuando las regulaciones matan. Raquel Merino Jara.


La legislación en materia de competencia es un verdadero despropósito teórico a la par que una herramienta aniquiladora de la misma competencia y la innovación.
Estas regulaciones tratan, según rezan las exposiciones de motivos de los diversos decretos y la propia teoría económica que les da cuartel, de perseguir el abuso de posición dominante de alguna compañía dentro de su sector. Se intentan, pues, limitar los efectos de los monopolios sobre los sufridos consumidores que soportan sus atropellos y sobre los pobres competidores que se enfrentan a unas barreras de entrada infranqueables.


Desde Rusia, pero sin amor. Alberto Illán Oviedo

Desde Rusia, pero sin amor

El 31 de diciembre de 1991, después de 70 años de existencia, la URSS dejaba de existir y su puesto en el mundo era ocupado por una combinación de repúblicas que habían formado parte de esa unión y que no tenían ninguna experiencia previa de gobierno bajo criterios de respeto a la libertad y los derechos, incluido el de propiedad, de sus ciudadanos, ni a una elección pública abierta y libre para sus cargos. Al menos, ninguna tan larga como para que estos principios hubieran arraigado con fuerza en la tradición política y social de cada una de ellas.


De la economía de guerra a la guerra de intereses. Alberto Illán Oviedo


La transición de una economía de guerra a una civil es, como algunas relaciones, complicada. En una guerra total, como la Guerra Civil estadounidense, la Gran Guerra o la Segunda Guerra Mundial, la economía, los esfuerzos financieros y buena parte de las acciones colectivas o particulares suelen estar dirigidos a satisfacer las necesidades del conflicto, que se pueden resumir en una fundamental, acabar con el enemigo como amenaza bélica.
La producción de bienes de consumo destinados a la población civil sufre un descenso a la vez que la de las industrias y empresas que se dedican a la fabricación de munición, armamento y cualquier producto o servicio que puedan servir para el esfuerzo bélico, experimenta un crecimiento que tiende a hacerse mayor según se alarga el conflicto.


¿Ciudadanos liberales? JUAN RAMON RALLO



España no es un país poblado por liberales. Al igual que en el resto de Europa, la mayoría de la población se ubica cómodamente en el consenso socialdemócrata: el auténtico pensamiento único, el que de verdad marca el terreno de juego político, es el Estado de Bienestar paternalista e hiperregulador. Por consiguiente, cualquier partido político que presentara un programa apreciablemente liberal estaría condenado a ser minoritario: acaso se trate de una tarea necesaria para el largo plazo, pero a buen seguro también ingrata en el corto.