sábado, 1 de agosto de 2015

Defendiendo al chantajista


A primera vista, no es difícil responder a la pregunta: “¿Es realmente ilegítimo el chantaje?” El único problema que parece plantear es “¿Por qué se hace esa pregunta?”
Bueno, ¿los chantajistas no chantajean a la gente? ¿Y qué podría ser peor? Los chantajistas se alimentan de los secretos oscuros y ocultos de la gente. Amenazan con exponerlos y hacerlos públicos. Sangran a sus víctimas y a menudo les empujan al suicidio.
Sin embargo descubriremos que el alegato contra el chantajista no soporta ningún análisis serio, que se basa en una trama de consignas sin examinar y profundos errores filosóficos.


La Idea de una sociedad de derecho privado

Solo, en su isla, Robinsón Crusoe puede hacer cualquier cosa que le plazca. Para él no existen preguntas con respecto a reglas organizadas de conducta humana – cooperación social – simplemente no salen a flote. Esta pregunta sólo puede surgir una vez llegue una segunda persona a la isla, Friday. Más aún, la pregunta en gran parte no es pertinente mientras no exista escasez.
Supongamos que la isla es el Jardín del Edén; todos los bienes externos están disponibles en superabundancia. Son “bienes gratuitos”, tal como el aire que respiramos el cual es normalmente “gratis”. Cualquier cosa que Crusoe haga con estos bienes, no tendrá repercusiones – ni con respecto a su futuro suministro ni al suministro presente ni futuro de bienes para Friday (y viceversa). De ahí que, es imposible que haya conflictos entre Crusoe y Friday con respecto al uso de tales bienes. El conflicto es posible solamente si los bienes son escasos. Sólo entonces surgirá la necesidad de formular reglas que hagan posible una cooperación social ordenada y libre de conflictos.


Orden natural, Estado y el problema de la inmigración

I


La cooperación humana es el resultado de tres factores: las diferencias entre los hombres y/o la distribución geográfica de los factores de producción proporcionados por la naturaleza; la mayor productividad alcanzada bajo una división del trabajo basada en el reconocimiento mutuo de la propiedad privada (el control exclusivo de cada persona sobre su propio cuerpo y sus apropiaciones y posesiones físicas) en comparación a, bien sea el aislamiento auto-suficiente o a, la agresión, el saqueo y la dominación; y la capacidad humana de reconocer este último hecho. Si no fuera por la mayor productividad a consecuencia de la división del trabajo y la capacidad humana de reconocer este hecho, nos explica Ludwig von Mises, los hombres perdurarían como enemigos mortales unos de otros, rivales irreconciliables en su esfuerzo por asegurarse una porción de las fuentes escasas de medios de sustento proporcionados por la naturaleza.


La esperanza se encuentra en la secesión


 
P: ¿Cómo llegaste a ser libertario y qué pensadores fueron los más importantes en la formación de su pensamiento?
Hoppe: Cuando todavía era joven, estudiante alemán de secundaria, yo era un marxista. Más tarde, como estudiante en la Universidad de Frankfurt, me encontré con la crítica de Böhm-Bawerk a Marx, y aquello aniquiló la economía marxista para mí.
En consecuencia, después de eso, me hice un poco escéptico, atraído por la metodología positivista y especialmente falsacionista de Popper y por el programa gradual de ingeniería social de Popper. Como el propio Popper, en ese momento yo era un social-democrático de derecha.
Y luego las cosas comenzaron a cambiar rápidamente. En primer lugar, descubrí a Milton Friedman (muy bueno), entonces Hayek (mejor), entonces Mises (mucho mejor debido a su metodología explícitamente anti-positivista -a priori) y, por último, el sucesor teórico más importante de Mises, Murray N. Rothbard.


La imposibilidad de un gobierno limitado y la perspectiva de la revolución

Monarquía, democracia y orden natural
CAPÍTULO 13
Parte III 
hans hoppe - panama hat_Page_5-M
¿Qué se hizo después de que se alcanzará la independencia de Gran Bretaña? Esta cuestión nos aboca a la tercera fuente de orgullo nacional –la constitución americana– y a la explicación de por qué se trata de un error fatal y no de un motivo de orgullo.
Gracias a los grandes avances de la teoría política y económica desde finales del siglo XVIII, en particular gracias a Ludwing von Mises y Murray N. Rothbard, podemos hoy ofrecer una respuesta precisa a esta cuestión. Según Mises y Rothbard, una vez que ha desaparecido la entrada libre al negocio de la producción de protección y evacuación de sentencias, el precio de la protección y la justicia aumentará y su calidad caerá.


Liberalismo en sentido amplio y en sentido estricto


Los utilitaristas del siglo XIX introdujeron en el liberalismo ideas incompatibles con su esencia, dando lugar así a un “liberalismo” contemporáneo que descarta el valor de la libertad. Para que el liberalismo genuino resista la penetración de elementos extraños, debe afirmar vigorosamente dos principios básicos: la presunción de la libertad, y el rechazo a la regla de sumisión a la autoridad política.
Las doctrinas políticas pueden ser entendidas e interpretadas de muchas formas, pero para sobrevivir y prosperar, cada doctrina necesita algún elemento irreductible, constante, que represente su identidad distintiva y que no pueda cambiar sin que la doctrina pierda su carácter esencial. El nacionalismo debe aferrarse a la soberanía, la protección, y si es posible, la expansión de un territorio, una lengua y una raza como los principales objetivos de la política. Si no lo hiciera, ya no sería nacionalismo sino algo más.


¿Cómo exigir derechos a un estado que no te reconoce?

5e74e3e8d7513a8edc2ec91ee9fc3ca6413e9c90
Hace poco pasamos la barrera del medio año. Lo cual suma 2 años y medio sin justicia para tres mujeres que fueron asesinadas en París. A nivel internacional las feministas gritaron: feminicidio. Las agrupaciones populares clamaron por tres camaradas caídas y las autoridades francesas declararon la muerte de tres kurdas. Pero, ¿Quiénes son las kurdas? Son mujeres nacidas en (o con raíces de) Kurdistán.
Y tres de ellas fueron asesinadas un año atrás en el Instituto Kurdo de Paris. Los vecinos reportaron disparos a las 6:00 de la tarde pero, la unidad de policía anti-terrorista se hizo presente recién a las 2:00 de la mañana siguiente. Encontraron tres cuerpos: 2 con heridas de bala en la nuca y 1 en el rostro. La misma unidad que descubrió los cuerpos es cuestionada, ya que hace años que está en negociaciones con el PKK (Partido Kurdo de los Trabajadores) considerado un grupo terrorista por la Unión Europea y los EEUU. Una de las tres fallecidas, Sakine Cansiz, era miembro activo y fue de los fundadores del PKK. El revuelo en Francia se hizo sentir y las manifestaciones continúan ya que existen 150.000 kurdos en ese país.


Una defensa feminista de los derechos de los hombres


Se ha convertido en un lugar común la idea de que el feminismo está muerto. Yo no sé si eso es cierto, pero sé que la mayor esperanza del feminismo, quizás la única para que el feminismo vuelva a ser relevante de nuevo… está en escuchar la voz de los hombres que demandan justicia, el tipo de hombres que oiréis hablar esta tarde
Cuando ellos hablan, sus voces suenan parecidas a aquellas de las mujeres de los 60, cuando el movimiento feminista, llamado feminismo de segunda ola, barrió nuestra cultura como una fuerza de la naturaleza y la cambió para siempre. Las mujeres exigieron a los hombres “dadnos derechos iguales, dadnos respeto”. Cuarenta años más tarde –dos generaciones más tarde– la situación se ha invertido. Son ahora los hombres, no las mujeres, los que protestan contra la discriminación sistemática contra su sexo. Incluso los problemas alrededor de los cuales giran las protestas son similares a aquellos señalados en los 60. Los hombres, dicen* no son tomados en serio por la policía como víctimas de la violencia. De forma similar a las víctimas de violación de hace décadas, la gente tiende a estigmatizar y culpar a los hombres que son víctimas de abuso conyugal.


El problema de la aplicación de los contratos

[El fallo del fallo del mercado. Parte I. El problema de la aplicación de los contratos]
 
La teoría de manuales de texto de manera bastante alegre enseña que como los contratos son inherentemente proclives al incumplimiento, su capacidad de cumplimiento debe ser asegurada por los servicios de una agencia de aplicación especializada (tal como el estado). Sin embargo, si la agencia está limitada por un contrato tácito o explícito (tal como una constitución) para servir lo mejor posible al interés de todos los agentes económicos bona fide, ese contrato mismo necesita ser aplicado, pues ¿por qué la agencia no tendría que actuar de manera amplia o parcializada o abusiva en algún otro sentido? Claramente, sin embargo, a la agencia de cumplimiento no puede confiársele el ejecutar el contrato contra sí misma. El supuesto remedio podría ser mucho peor que la enfermedad. Quizás ahí yace la máxima falla de la tesis de la falla del mercado.


Cartas a la gobernadora electa II



REFLEXIONES LIBERTARIAS
CARTAS A LA GOBERNADORA ELECTA II
Ricardo Valenzuela Torres
Querida Claudia.
Hace un par de meses, antes de la elección, publiqué dos notas tituladas; "Cartas al próximo gobernador o gobernadora", puesto que, conociendo las prácticas gansteriles de la gavilla que todavía ostenta el poder político del estado, era difícil predecir con cierta seguridad lo que se convirtió en una hazaña por demás admirable; la forma en que galantemente enfrentaste el reto para derrotar a los mercaderes, y expulsarlos de los tabernáculos del poder.