sábado, 4 de julio de 2015


La guerra financiera y el dólar en declive

Con la creación del banco de los BRICS y ahora el Asian Infrastructure Investment Bank (AIIB), las grandes economías del mundo esperan poner los cimientos para un mundo financiero multipolar más allá del control unilateral de Estados Unidos. Debido al enorme tamaño de la economía de EE. UU., unido al estatus de reserva del dólar de EE. UU., el gobierno de Estados Unidos ha sido capaz desde hace mucho tiempo de alcanzar objetivos estratégicos y militares haciendo demostraciones de fuerza de su poder financiero. Este poder ha permitido durante mucho tiempo al gobierno de EE. UU. comprar aliados y amigos entre regímenes extranjeros, financiar guerras por delegación y amenazar el crecimiento potencial de economías extranjeras siempre que el gobierno de EE. UU. lo considerara necesario.