viernes, 31 de julio de 2015

Grecia ilustra 150 años de fracaso socialista en Europa

greece2_2
Grecia no puede pagar sus deudas… nunca. Ni tampoco varios otros países de la Unión Europea. Por eso la élite de Europa es reacia a poner a Grecia en situación de impago. Si se permite a Grecia derogar sus deudas, ¿por qué debería pagar cualquier otro miembro deudor de la UE? Las consecuencias financieras de un impago masivo por parte de la mayoría de los miembros de la UE son difíciles de predecir, pero no serán agradables. Europa ha creado un castillo financiero de naipes y la más mínima pérdida de confianza hará que se desplome.


El auge de los neoconservadores

0224PIC
El presidente Obama es sin duda un belicista, pero, excepto Ron Paul, sus oponentes republicanos conservadores le atacan por no ser suficientemente belicista. Tenemos que empezar una nueva guerra ahora mismo, dicen. Debemos destruir inmediatamente el “programa nuclear” iraní, aunque no se preocupen por explicar exactamente por qué Irán resulta ser una amenaza para Estados Unidos. Irán es solo un ejemplo: también tenemos que iniciar una cruzada mundial contra el “Islam militante”. En los debates republicanos, Gingrich y Santorum regañaron a Ron Paul. Éste no quiere matar gente en cruzadas inútiles. Para ellos eso hace del Dr. Paul un mal patriota.


Propiedad, agencia, socialismo

jasay-start
Los subproductos típicos del mecanismo de dirección económica auténticamente socialista son dos. Primero, a pesar de los tintes humanitarios del credo, la necesidad de una aplicación estricta genera un sistema político autoritario que debe realizar grandes esfuerzos para legitimarse y deja poco espacio para los atavíos democráticos. La laxitud política se traduce prontamente en un desempeño económico cada vez peor que puede degenerar en un fracaso descontrolado. Segundo, incluso bajo un mando muy rigurosamente autoritario, el mecanismo lleva a cabo pobremente su propósito establecido. Las “elecciones sociales” que supuestamente debe efectuar en general demuestran ser inaplicables parcial o totalmente.
El fracaso de la economía de mando socialista dirige la atención a supuestos mecanismos alternativos de asignación de los recursos que serían autoaplicables, simulando ciertos procesos y resultados capitalistas, y que aún así preservarían ciertos valores socialistas. Rastreando el efecto de tipos alternativos de propiedad, codominio y comunalidad, sobre el comportamiento sistémico, el artículo presente sostiene que el problema del agente-principal obstruye cualquier solución eficiente autoaplicable, a menos que la propiedad privada sea la forma dominante de tener la propiedad. Lo último, sin embargo, es inconsistente con otras metas socialistas esenciales.


Ron Paul otra vez en la mira



Debido a su envergadura moral, su notable trayectoria en el Congreso nacional de Estados Unidos y sus conocimientos de economía, derecho y filosofía, Ron Paul claramente sobresale entre los políticos de la era moderna. Su último libro Liberty Defined está dedicado a sus extraordinarios maestros Ludwig von Mises, Friedrich Hayek, Murray Rothbard, Leonard Read y Hans Sennholz (que han sido también los míos) y el contenido de la obra constituye un ejemplo de solidez y consistencia de la sociedad abierta.


Después de Grecia, ¿China?

Mientras el default de la pequeña economía griega ocupaba la atención global, las bolsas de valores de China, la segunda economía más grande del mundo, se han desplomado. En menos de un mes, el valor de estas ha caído alrededor de un tercio, por más de 3 billones de dólares.
¿Será este el principio de una crisis financiera y económica mayor? De ser así, las consecuencias para América Latina y el mundo serían graves. China es uno de los principales socios comerciales de la región, y fuente importante de inversiones en muchos países. Una crisis económica ahí desaceleraría la economía mundial, cosa que impactaría todavía más en toda la región.


Grecia saldrá del euro

Lo seguro a estas horas es que Grecia saldrá del euro. Y la única duda al respecto consiste en discernir si ello ocurrirá dentro de tres días o dentro de tres años. Por lo demás, solo es un problema de tiempo. Exclusivamente de tiempo. Porque lo grave del asunto griego no remite a esa deuda impagable que jamás de los jamases se reembolsará, lo en verdad crítico es que, con deuda o sin deuda, Grecia no resultará viable en tanto que Estado-nación mientras permanezca sometida a la camisa de fuerza del euro. Todavía está por ver que lo sean Portugal y España, pero Grecia, desde luego, no. Dispongámonos, pues, a escuchar de nuevo a los voceros del vulgo racista y su manido repertorio de admoniciones a cuenta de los vagos derrochadores del Sur frente a los sufridos, ahorradores y laboriosos estajanovistas del Norte.


Una cuestión psiquiátrica

Debe de serlo, porque de lo contrario tendré que resignarme a permanecer boquiabierto ante el espectáculo que nos ofrecen ciertos humanos que, supuestos de razón, nos obsequian con pronunciamientos, postulados y actitudes personales, siendo tanto más ruidosos, cuanto más notorios sus protagonistas en las esferas política, social, económica y, también intelectual.


Libertad 'socialdemócrata' y libertad 'liberal'

Publicidad
No hay partido político que no incluya a la democracia como uno de sus valores fundamentales. Esa unanimidad, sin embargo, es posible porque no todos se refieren a lo mismo. Según quien hable, se puede hacer referencia a la democracia "representativa" o "parlamentaria", a la democracia "plebiscitaria" o "asamblearia", incluso a la democracia “popular” y en casos extremos a la democracia “revolucionaria”. La palabra "democracia" está tan manoseada que se la aplica tanto a un régimen como el de Corea del Norte como al sistema parlamentario británico.


Se complica el tercer rescate a Grecia: el FMI podría desmarcarse

El organismo presidido por Christine Lagarde le ha comunicado al Gobierno heleno que los altos niveles de deuda ponen en peligro su participación.

El exministro de finanzas griego junto a la directora gerente del FMI hace unos meses. | EFE
Libre Mercado 
Las negociaciones entre el Gobierno heleno y sus acreedores empiezan a atascarse. El ejecutivo de Alexis Tsipras finalmente ha cedido a las exigencias del Eurogrupo y ha aprobado un nuevo programa de austeridad como punto de partida para empezar a negociar el tercer rescate que alivie la situación del país.


La vida después del euro


Se ha formalizado la solicitud de un nuevo préstamo. Grecia traslada la necesidad de recibir un 3º rescate que ayude a aliviar la presión de una deuda vencida, la falta de liquidez inmediata y la situación de intervención bancaria (corralito) que asfixia la economía básica de un país en agonía indefinida. Por fin hay acuerdo. Los errores, siempre se pagan. Y eso, no hay Referéndum que lo arregle, ni apelando a la dignidad, ni apelando a la democracia.


El liberal Verhofstadt le da un repaso a un cariacontecido Tsipras en el Parlamento Europeo

Contundente discurso del líder de los liberales en la Eurocámara: "Aunque sea un izquierdista, debe bajar el gasto público".

Duro discurso del ex primer ministro belga ante Alexis Tsipras | Cordon Press
Guy Maurice Marie Louise Verhofstadt ocupó el cargo de primer ministro belga entre los años 1999 y 2008. Tras casi una década al frente del gobierno, su carrera política se ha trasladado a la escena comunitaria: desde el verano de 2009, el que fuera conocido como Bebé Thatcher lidera el grupo liberal-demócrata del Parlamento Europeo.
A lo largo de la mañana de ayer, el eurodiputado belga incendió las redes sociales tras un contundente discurso parlamentario en el que le dio un auténtico repaso al primer ministro griego, Alexis Tsipras.
De entrada, el ex primer ministro belga reprochó a Tsipras que, una y otra vez, haya anunciado medidas que luego nunca se concretan:


¿Qué reformas hizo Portugal para evitar la quiebra?

El paro bajó del 18% al 13% y el déficit cayó del 11,2% al 3,3% del PIB.

Analizamos los ajustes del gobierno luso | Archivo
El programa de ajuste que ha desarrollado Portugal bajo el gobierno de Pedro Passos Coelho ha estado marcado, en primer lugar, por el beneplácito que han dado los mercados de deuda a las medidas adoptada desde el gobierno.
La siguiente gráfica muestra el progresivo descenso de los intereses abonados por el Tesoro luso: