lunes, 13 de julio de 2015

Fuga del Alcatraz mexicano


MÉXICO

Narcótrafico
Policías mexicanos inspeccionan una de las tuberías en construcción...
Policías mexicanos inspeccionan una de las tuberías en construcción junto a la prisión del Altiplano. YURI CORTEZ AFP

Hay fugas que parecen inventadas para aparecer sólo en películas pero 'El Chapo' Guzmán, el hombre más buscado del mundo, ha hecho en su vida realidad dos: la noche del pasado sábado consiguió escaparse del penal aparentemente más seguro de México, El Altiplano, por un túnel de más de 1500 metros perfectamente equipado y conectado a la propia celda en la que estaba confinado. Veintidós años antes consiguió también fugarse de otra prisión metido en un carrito de lavandería. El golpe atestado a la credibilidad del Gobierno y las Fuerzas de Seguridad mexicanas en su guerra al narcotráfico es sencillamente devastador.



Joaquín Archivaldo Guzmán Loera, 'El Chapo' Guzmán, el líder del Cártel de Sinaloa, el grupo criminal que controla la mayor parte del tráfico de drogas en México y EEUU, ha recuperado su libertad tras una fuga por la que ya hay preventivamente 18 funcionarios de la prisión detenidos y demasiadas interrogantes para explicar cómo el criminal más importante del mundo pudo escapar por un túnel de 1,5 kilómetros, que tenía luz, ventilación y hasta carriles para una motocicleta que sirvió para meter herramientas y sacar la tierra.
Según anunció por sorpresa el Comisionado de Seguridad, Monte Alejandro Rubido, "la noche del sábado se registró la fuga de Joaquín Guzmán Loera". El responsable de la seguridad mexicana informaba que "el sistema de videovigilancia del Penal Federal del Altiplano I mostró que Guzmán Loera se aproximó al área de ducha de la estancia 20 del pasillo 2 a las 20:52 horas. Al prolongarse su ausencia, el personal de seguridad notó que el líder del Cártel de Sinaloa no se encontraba en su celda", explicaba Rubido.
Esa es la última vez que se vio a 'El Chapo', lo siguiente que encontraron los funcionarios fue que su apodo le sirvió para escaparse por un túnel de 50 por 50 centímetros hecho en la zona de la ducha. Los 155 centímetros de altura del narcotraficante le permitieron introducirse por un hueco estrecho y largo tras el que desaparecer. "Dicho orificio comunica con un conducto vertical de diez metros de profundidad habilitado con una escalera. Así se llega a un túnel de 170 centímetros de alto y 80 de ancho de más de 1500 metros. El túnel cuenta con tubería de PVC, presumiblemente para la ventilación, alumbrado y una motocicleta sobre rieles que presumiblemente fue usada para meter las herramientas y sacar la tierra", dijo Rubido.

Una obra de ingeniería

Finalmente, toda esa obra de ingeniería, que aún no se sabe cuánto tiempo ha costado construirla y cómo se ha conseguido hacer a las puertas del penal de más alta seguridad del país, donde están encerrados todos los grandes 'narcos' mexicanos, desembocaba en una humilde casa amueblada y por la que 'El Chapo' habría recobrado la libertad. Había también unas obras públicas cercanas que quizá sirvieron para camuflar los trabajos de sus sicarios.
Nada más conocerse la fuga, las Fuerzas de Seguridad decretaron la alerta roja y se procedió a cerrar el cercano aeropuerto internacional de Toluca, así como a controlar carreteras de todos los estados aledaños y la propia capital. Todo el personal de la prisión fue inmediatamente confinado al ser considerados potenciales sospechosos de colaboración y las primeras informaciones hablan de 18 funcionarios bajo arresto.
La Procuraduría General de la República, con su Fiscal General a la cabeza, la recién nombrada Arely Gómez, se trasladó inmediatamente al Penal para comenzar las investigaciones. En la prisión del Altiplano, un aparente búnker construido para evitar las famosas fugas pasadas, están encerrados todos los grandes 'narcos' del país responsables de miles de muertes. 'Narcos' tan famosos como 'La Tuta', líder de los Caballeros Templarios; Omar Treviño, líder los 'Z'; José Tiburcio, jefe del Cártel del Golfo; 'El Ingeniero', líder del Cártel de Tijuana; 'El Menchito', número dos de Jalisco Nueva Generación e, incluso, José Luis Abarca, el alcalde de Iguala responsable de la famosa matanza de los estudiantes de Ayotzinapa, forman parte del interminable elenco de criminales que habitan en la hasta el sábado inexpugnable prisión.
La fuga también ha hecho saltar a primera plana de nuevo a la misteriosa mujer que hace dos meses se supo que había visitado al 'El Chapo' Guzmán en la prisión del Altiplano. El pasado 14 de abril se conoció que una mujer había ingresado con identidad falsa al penal, con ayuda del abogado de Guzmán, y se había visto con el 'narco'. Al cotejarse posteriormente el estudio de iris, huellas y reconocimiento facial que se le hizo se supo que era otra persona distinta a los documentos presentados y su identidad se convirtió en un enigma que presuntamente resolvió el famoso periodista Joaquín López Doriga, que afirmó que se trataba de la diputada estatal del Partido Acción Nacional por Sinaloa, Lucero Sánchez López. Ella ha negado la información así como ser la actual pareja del narco.

Golpe al Gobierno

La noticia ha pillado a toda la plana mayor del Gobierno mexicano en París, donde el presidente Peña Nieto efectúa desde el lunes una histórica visita oficial en la que por primera vez las tropas de un estado que no haya sido ex colonia francesa abrirán el desfile en el Día Nacional de Francia. Inmediatamente el Secretario de Gobernación, Osorio Chong, ha emprendido regreso a México para solventar una crisis trágica para la credibilidad del Gobierno en su lucha contra el narcotráfico.
La euforia policial de los últimos meses, que comenzó justamente con la detención de 'El Chapo' en febrero de 2014 y a la que siguieron la caída de otros grandes 'narcos', sufre un revés durísimo que afecta al propio Jefe del Ejecutivo. En una entrevista televisiva concedida tras la detención de Guzmán, y en la que el entrevistador le mencionaba que más de la mitad de los mexicanos pensaban que 'El Chapo' volvería a fugarse, Peña Nieto contestaba que "sería imperdonable que volviera a ocurrir. Es una obligación del Gobierno de la República que esa fuga no se repita. Todos los días le preguntó al secretario de Gobernación si lo tiene seguro". Aparentemente, ayer, justo antes de que México luzca sus fuerzas de seguridad en Europa, su secretario de Gobernación le contestó por primera vez que "no, no lo tenemos asegurado señor Presidente"